Quantcast

España vuelve a defender los controles en Gibraltar

El Gobierno ha respondido de forma «firme y severa» al Reino Unido ante una nota de protesta por los controles en la verja de Gibraltar afirmando que éstos son plenamente adecuados al código de fronteras Schengen, irrenunciables para España y que se realizan con absoluta profesionalidad. Fuentes diplomáticas han informado a Efe de que hoy se ha recibido una nota de protesta del Reino Unido -a través de la Embajada en Madrid- por esos controles.

El Ministerio de Exteriores británico expresó ayer su intención de presentar una queja formal ante las autoridades españolas por las esperas en la frontera de Gibraltar, que considera «inaceptables».

La respuesta de España es «firme y severa» -hecha también a través de la Embajada- y en ella se recuerda que el istmo no se encuentra entre los espacios cedidos al Reino Unido en virtud del Tratado de Utrecht de 1713 y que por ello la ocupación es «ilegal y contraria a derecho».

Los controles que se realizan en la verja de Gibraltar, explica Madrid a Londres en su respuesta, no son obstáculo a la libre circulación de mercancías o personas. Son consecuencia de la no pertenencia del Reino Unido a Schengen y de que en el momento de su ingreso en la entonces Comunidad Económica Europea se decidió que Gibraltar quedara fuera de la unión aduanera.

Contrabondo

España explica al Reino Unido que durante los últimos años se ha producido un «enorme» incremento de contrabando y añade que entre 2010 y 2012 han aumentado las aprehensiones en un 213 %, lo que demuestra que la administración aduanera realiza «los controles pertinentes».

Al no formar parte Gibraltar de Schengen, no ser un territorio aduanero comunitario, no aplicarse la libre circulación de mercancías y tampoco el régimen común de IVA, España está «obligada» a realizar esos controles en la verja. «Son controles plenamente adecuados al código de fronteras Schengen y son irrenunciables para España en el ejercicio de sus responsabilidades», añade el Gobierno.