Quantcast

Acribillado a tiros en Marbella delante de su mujer y sus hijos

El suceso tuvo lugar minutos después de las siete y media de la tarde en una de las calles de la urbanización Lomas de Sierra Blanca, que se encuentra en las inmediaciones del centro comercial ubicado en la carretera de Istán. A esa hora el sistema de emergencias 112-Andalucía recibió varias llamadas de vecinos que alertaban de que habían escuchado unos disparos, por lo que movilizó a efectivos de la Policía Nacional, la Local y los servicios sanitarios. Los residentes en la zona no se ponían de acuerdo sobre las detonaciones que habían escuchado, aunque todos decían que superaban la decena. Las fuentes consultadas afirmaron que se habrían producido más de una docena de disparos.

Al llegar al lugar, los agentes encontraron a la víctima en el interior de un automóvil Audi A4, de color negro y con placas de matrícula de Marruecos. Había varios impactos de bala en la ventanilla del conductor y uno en el cristal delantero. Todo parece indicar que el hombre se vio sorprendido por los dos asesinos, que abrieron fuego sin que éste pudiera bajarse del vehículo. Según aseguraron las fuentes consultadas, la víctima se encontraba acompañada por su mujer y sus dos hijos cuando se produjeron los hechos. Sin embargo, estas tres personas que estaban en el vehículo no habrían resultado heridas durante el tiroteo.

Una vez que los sanitarios certificaron su muerte, los agentes acordonaron la zona para proteger las pruebas y avisaron a los especialistas de la Policía Judicial y al juzgado de guardia para el levantamiento del cadáver. Los investigadores están intentando confirmar la identidad y la nacionalidad del fallecido, aunque los primeros indicios apuntan a que se trata de un ciudadano holandés de origen magrebí. Las pesquisas se centran en reconstruir las últimas horas de la víctima, así como en bucear en su pasado en busca de un móvil del crimen, que reúne todas las características de un ajuste de cuentas.