Quantcast

El fin de 'Whitey Bulger'

El gángster James 'Whitey Bulger', conocido en todo EE.UU. por ser jefe de la mafia irlandesa en Boston en los años 70 y 80, fue declarado culpable de once asesinatos, crimen organizado y narcotráfico, por lo que puede ser condenado a cadena perpetua. Un jurado de Boston anunció su veredicto en el caso de 'Whitey', de 83 años, que fue interpretado por el actor Jack Nicholson en la película 'The Departed', de Martin Scorsese, y que llegó a estar en la lista de los fugitivos más buscados por el FBI, junto a Osama bin Laden. 'Whitey' fue considerado culpable de once de los 19 asesinatos de los que se le acusaba y que cometió cuando dirigía la banda 'Winter Hill Gang', centrada en el Sur de Boston y cruentamente enfrentada con la mafia de Nueva York.

El jurado, tras cinco días de deliberaciones, le declaró responsable, además de los asesinatos, de crimen organizado, extorsión, distribución de drogas, lavado de dinero y posesión ilegal de armas. Está previsto que se dicte sentencia en el caso el próximo 13 de noviembre y se espera que el octogenario gángster pase el resto de su vida en la cárcel, con o sin cadena perpetua.

Logró eludir a la autoridad durante décadas gracias a la ayuda del agente del FBI John Connolly, que avisaba a los gángsters sobre las operaciones policiales, y que actualmente cumple condena. Bulger huyó en 1994 de Boston y permaneció 16 años escondido con nombre supuesto en un apartamento de Santa Mónica, en la costa del Pacífico, junto a su compañera sentimental, Catherine Greig, por medio de la que el FBI lo localizó en 2011.