Quantcast

La Policía prepara un plan contra las acampadas de los seguidores de Mursi

El Ministerio egipcio del Interior estudia lanzar una operación gradual contra las protestas de los seguidores del derrocado presidente de Egipto, el islamista Mohamed Mursi, que empezará con advertencias y proseguirá con acciones sobre el terreno. Una fuente de alto rango de Interior, citada por la agencia oficial Mena, informó de que abordarán a los manifestantes acampados en las plazas cairotas de Rabea al Adauiya y Al Nahda «de acuerdo a la ley y de manera gradual», aunque no especificó cuándo se llevará a cabo dicha acción.

Según esta fuente, la operación se iniciará lanzando advertencias, y si esto no surte efecto recurrirán al uso de gases lacrimógenos para disolver las acampadas. El ministerio señaló que si los manifestantes responden de forma violenta, las fuerzas de seguridad tendrán derecho a defenderse, sin dar más detalles. Además, indicó que estudiarán «el uso de medidas adecuadas» para cerciorarse de la veracidad de las informaciones sobre la existencia de armas de fuego y de ciudadanos extranjeros en esas dos acampadas.

El Gobierno decidió hoy comenzar a adoptar «todas las medidas necesarias» para poner fin a las acampadas de los islamistas en El Cairo, al considerar que suponen «un peligro para la seguridad nacional y la paz social».

Las autoridades amenazan desde hace más de una semana con desmantelar las acampadas de los partidarios de Mursi, que fue destituido en un golpe militar el 3 de julio. El pasado día 27, el titular del Interior, Mohamed Ibrahim, ya afirmó que se preparaban para desmantelar «muy pronto» las acampadas de los islamistas.