Quantcast

Bárcenas cobró una nómina del PP en mayo de 2012, según El Mundo

MADRID (Reuters) – El extesorero del Partido Popular Luis Bárcenas, encarcelado por corrupción, cobró un sueldo de la formación en mayo de 2012, un período en que según el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ya no estaba en el partido, según publicó el domingo el diario El Mundo.

El diario publicó una reproducción fotográfica de lo que dijo que era una nómina de Bárcenas con fecha de mayo de 2012, en la que se detalla un sueldo de 18.257 euros para el exgerente del partido, en el centro de un escándalo de corrupción por ser el presunto autor de una contabilidad ilegal dentro de la formación en el poder.

En una comparecencia ante el Congreso el pasado 1 de agosto, Rajoy declaró ante la Cámara que cuando él llegó a la presidencia tras ganar las elecciones en noviembre de 2011, Bárcenas ya no estaba en el partido.

El Partido Popular ha reiterado que Bárcenas estaba desvinculado de la formación desde 2010 ya que no aceptó una solicitud en la que él pedía reincorporarse tras haber renunciado temporalmente como tesorero del partido un año antes y después de finalizar una excedencia concedida al obtener un escaño como senador, al que acababa de renunciar tras su imputación en el caso de corrupción Gürtel.

Según El Mundo, tras la solicitud de reincorporación el Partido Popular volvió a tramitar el alta en la Seguridad Social de Bárcenas como «personal de alta dirección» con un contrato indefinido a tiempo completo por el que percibía 14 pagas con sus correspondientes retenciones legales y un salario de algo más de 255.000 euros anuales.

Fuentes del Partido Popular no quisieron hacer comentarios sobre la información publicada por El Mundo.

Bárcenas, que dirigió las finanzas del PP durante dos décadas, está en prisión acusado de delitos contra la Administración y la Hacienda Públicas, blanqueo de capitales, estafa procesal en grado de tentativa y de falsedad en documento mercantil dentro del caso de corrupción Gürtel, una red empresarial que habría agasajado a políticos a cambio de la concesión de contratos para sus empresas.

El extesorero ha declarado ante el juez que existía una contabilidad oculta en el PP que implicaba pagos de empresarios de la construcción y abonos a líderes de la formación, incluido el jefe del Ejecutivo, entre 1991 y 2008.

«INDEMNIZACIÓN FRACCIONADA»

Rajoy y el resto de líderes del partido han negado la existencia de una contabilidad oculta y haber recibido pagos de Bárcenas, que según los fiscales acumuló una fortuna de hasta 48 millones de euros en cuentas en bancos suizos que no procedían de ganancias legítimas.

En su comparecencia ante el Congreso, Rajoy admitió que se «equivocó» al confiar en Bárcenas y dijo que creyó en su inocencia hasta que se conocieron los datos de sus cuentas millonarias.

El Partido Popular ha explicado que hasta diciembre de 2012 se pagó una indemnización fraccionada a Bárcenas de 400.000 euros y que asumió los pagos a la Seguridad Social, pero ha negado que el extesorero hubiera realizado ningún trabajo para el PP desde 2010.

La desconfianza creciente ante la clase política y los casos de corrupción que han sacudido la vida pública española han llevado al PP a caer vertiginosamente en los sondeos sobre intención de voto.

Rajoy ya estaba lidiando con una recesión y un desempleo brutal, el aumento del fervor separatista en Cataluña y protestas callejeras por los recortes en educación y sanidad públicas.

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, está citada a declarar como testigo ante el juez que investiga el caso Bárcenas el próximo 14 de agosto, mientras que sus predecesores en el cargo Francisco Álvarez Cascos y Javier Arenas declararán un día antes.

/Por Raquel Castillo/