Quantcast

Los médicos despejan las dudas sobre la salud de Lula da Silva

El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva se ha sometido hoy a exámenes de control del cáncer de laringe que le fue detectado en 2011, en los que se ha comprobado que su estado de salud es «excelente», han informado hoy sus médicos. «Los exámenes fueron realizados para evitar toda duda sobre el estado del paciente», ha dicho a la prensa Roberto Kalil, jefe del equipo médico que atiende al expresidente en el hospital Sirio Libanés, de Sao Paulo.

Tras los exámenes realizados el médico ha desmentido una serie de rumores que habían circulado en las últimas semanas y que apuntaban una posible reaparición de un tumor en la laringe del exmandatario (2003-11). Ha explicado que al paciente le han hecho una resonancia magnética y una laringoscopia, entre otras pruebas, con resultados «completamente normales, sin ningún indicio de vuelta de la enfermedad».

Según el médico, el expresidente sólo volverá a ser sometido a exámenes de rutina en 2014, sin precisar el mes, dado que «no hay ninguna prisa», ya que su estado es «excelente». Los médicos detectaron el cáncer en octubre de 2011 y dos meses después iniciaron un tratamiento primero con quimioterapia y después con radioterapia. En marzo del año pasado se anunció la total remisión del tumor y desde entonces Lula mantiene una intensa actividad política con una absoluta normalidad.