Quantcast

España no ve provocación en el envío de buques a Gibraltar

Así lo ha confirmado a 'ABC' el ministro de Asuntos Exteriores español, José Manuel García-Margallo, quien ha recalcado que España mantendrá su posición de firmeza respecto al contencioso con Gibraltar y ha descartado que el envío de los navíos sea una provocación por parte del Reino Unido. De este modo, el titular de Exteriores ha subrayado que Madrid no ha puesto ningún reparo a la petición efectuada por Londres de que el HMS Illustrious, buque insignia de la Royal Navy, atraque en Rota como parte de su periplo por el Mediterráneo.

El ministerio de Defensa británico confirmó ayer la inminente llegada a Gibraltar de un buque de guerra de la escuadra estelar de la Royal Navy, que partirá de Reino Unido el próximo lunes 12 y llegará a finales de mes. La fragata HMS Westminster anclará durante tres días en el puerto del Peñón junto a dos buques de apoyo mientras el resto de la flota que compone el Response Force Task Gropu (RFTG) continúa la travesía hacia el Mediterráneo en el inicio de un despliegue que tendrá una duración de cuatro meses y que les llevará por el Mar Rojo y el Golfo Pérsico. Además, el portaeronaves HMS Illustrious, recalará también en Rota durante 24 horas. Los navíos asomarán por las costas españolas en un plazo estimado de dos semanas.

Un portavoz de Defensa británico explicó que la visita de los buques forma parte de un ejercicio planeado desde hace tiempo y rechazó que sea una respuesta a la disputa diplomática entre el Gobierno de España y la colonia, que continúa a pesar de los intentos de los líderes políticos de rebajar la tensión. «Es una coincidencia que las maniobras arranquen al calor de los recientes problemas políticos. El año pasado también envíamos busques a Gibraltar y este año se seleccionó el HMS Westminster», señaló el portavoz en Londres.

Maniobras

El anuncio de su salida se produjo dos días después de que el ministro principal de Gibraltar, Fabián Picardo, exigiera el envío de buques de guerra para frenar las incursiones españolas en las aguas territoriales de la Roca. «Gibraltar tiene una estrecha relación con la Royal Navy y estaremos encantados de dar la bienvenida al HMS Westminster y a los barcos de apoyo. Es una prueba más de la importancia estratégica de Gibraltar y sus aguas territoriales», señaló Picardo.

La flota, que izará anclas el lunes en distintos puertos británicos dentro de la operación 'Cougar 13', incluye cuatro buques de guerra y seis escuadrones del Ejército de Aire. Realizará maniobras por el Mediterráneo, el Mar Rojo y el Golfo Pérsico y marcará su relevancia en operaciones dirigidas a disuadir ataques de flotas enemigas, proteger la seguridad marítima, colaborar en acciones internacionales y apoyar la estabilidad regional. Es la tercera vez que una flota del RFTG emprende ejercicios marítimos de gran escala. «El objetivo es demostrar la habilidad de operar una fuerza marítima efectiva en cualquier parte del mundo para proteger los intereses de Reino Unido», afirma el comunicado del ministerio de Defensa.

Hace varios meses, el 4 de abril, otro buque de guerra hizo acto de presencia en Gibraltar. En este caso se trataba de uno de los seis HMS Dragon serie 45 recién estrenados por la Royal Navy, que pasó por el Peñón en su primer viaje a Oriente Medio. La nave, que llegó durante una tormenta, realizó en Gibraltar una escala de 22 horas antes de continuar su camino para cumplir con su función de prevención del terrorismo marítimo, la piratería y el tráfico de drogas y de personas.