Quantcast

Un ?alcoholímetro? detecta si se adelgaza

¿Cómo se puede saber si un régimen de adelgazamiento está funcionando? ¿Se puede determinar si el cuerpo quema grasas gracias a la dieta y al ejercicio? Hasta ahora había que recurrir a la báscula, la cinta de medir y el espejo. Pero un grupo de investigadores japoneses ha desarrollado un dispositivo, parecido a un alcoholímetro, capaz de determinarlo mediante un análisis del aliento.

Los científicos han creado un aparato capaz de medir la concentración de acetona en el aire que se expulsa de los pulmones. Esta sustancia es un subproducto de la quema de grasas que hace el cuerpo para obtener energía. Se libera en la sangre, y de ahí pasa a los pulmones. Según los creadores del dispositivo, controlar estos niveles puede ayudar a saber si una dieta funciona o no, y hacer que la pérdida de peso sea lo más eficiente posible.

Para poner a prueba su cacharro, los investigadores reclutaron a 17 sujetos sanos pero con sobrepeso. Un tercio tuvo que soplar en el aparato sin hacer ningún cambio en sus rutinas. Otro tercio que sumar un poco de ejercicio diario. Y otro que hacer ejercicio, y reducir su ingesta calórica. Solo el último grupo mostró un aumento en los niveles de acetona, y además redujo su peso. «La grasa corporal en los justos con una reducción en su ingesta de calorías y que hacían ejercicios se redujo de manera significativa, y mientras tanto los niveles de acetona en el aliento aumentaron», explican los científicos en un artículo, publicado en la revista ?Journal of Breath Research?. «Estos resultados muestran que nuestro prototipo es práctico y útil para la auto monitorización de la quema de grasas en casa. Nuestro prototipo ayudará a prevenir y aliviar la obesidad y la diabetes».

Según los investigadores, la tecnología actual para medir la acetona exige de máquinas demasiado grandes y complejas. «La cromatografía de gases o la espectrometría de masas se usan para medir componentes en concentraciones bajas en el aliento, pero estos instrumentos tan grandes no son prácticos para su uso diario por gente que esté a dieta», explican los creadores del aparato. El suyo, según la revista MIT Technology Review, se puede conectar al teléfono móvil mediante un cable o a través de Bluetooth. Es portátil, aseguran, y puede calcular los niveles de acetona en unos 10 segundos.

El funcionamiento del aparato es similar al de un alcoholímetro. El usuario debe soplar por una boquilla y un sensor registrará los niveles de acetona a través del aliento. Aun así, y a diferencia de lo que ocurre con el alcohol, los científicos todavía no han determinado qué valores son adecuados. «Nuestra intención es llevar a cabo experimentos más grandes y con más sujetos en el futuro», explicaron. Además, reconocen, todavía se han dejado muchos factores importantes sin estudiar. Han encontrado una correlación ?la grasa corporal baja, y la acetona sube?, pero todavía no se ha determinado con la certeza suficiente que la primera sea la causa de la segunda.

Además de para las personas a dieta, los investigadores creen que su aparato puede ayudar a los diabéticos a controlar mejor su estado desalud. Por sus problemas para producir insulina, que ayuda a metabolizar carbohidratos y glucosa, suelen tener niveles muy elevados de acetona. Vigilarlos puede ayudar, como las glucemias, a saber que todo está en orden.