Quantcast
sábado, 21 mayo 2022 6:00

Cristiano Ronaldo marca dos goles en la victoria frente al Chelsea

(Reuters) – Cristiano Ronaldo devolvió el golpe a las críticas de su exentrenador Jose Mourinho de la mejor manera posible anotando dos goles para ayudar al Real Madrid a ganar 3-1 al Chelsea en un amistoso el miércoles.

Mourinho, que cambió el Bernabéu por Stamford Bridge en junio, hizo unas declaraciones la semana pasada que fueron interpretada como un desprecio a la estrella portuguesa por los medios españoles.

El ganador de un Balón de Oro Ronaldo no quiso entrar en la polémica con su compatriota fuera del campo, pero sobre el césped tuvo mucho que decir en la victoria del Real Madrid en la final del torneo de pretemporada International Champions Cup disputado en Estados Unidos.

El brasileño Marcelo puso por delante al conjunto español en el minuto 14 con un disparo desde el borde del área que abrió el marcador en el Sun Life Stadium de Miami.

El Chelsea respondió dos minutos después para empatar el encuentro con un tanto del también carioca Ramires, pero a partir de ese momento el espectáculo lo protagonizó Ronaldo.

Uno de sus característicos tiros a balón parado fue directo a la red en el minuto 31 y un remate de cabeza tras un centro de Isco cerró el marcador a los 12 minutos de la segunda parte.

La victoria ante el club londinense permitió al nuevo técnico blanco Carlo Ancelotti seguir contando todos sus partidos de la pretemporada por victorias.

Ronaldo llegó al Real Madrid desde el Manchester United por alrededor de 90 millones de euros en 2009 y mejoró sus registros goleadores bajo las órdenes de Mourinho.

Su relación terminó al final de la temporada pasada y tras su regreso a Londres, Mourinho dijo que pensaba que el jugador más caro del mundo era algo así como un sabelotodo.

En otra entrevista la semana pasada, Mourinho dijo que cuando tenía 30 años había entrenado al «verdadero Ronaldo, no al otro, l Ronaldo el brasileño» cuando era asistente en el Barcelona.

Pese a ello, Cristiano Ronaldo decidió que fuera su fútbol el que hablara.

«Yo siempre he respetado a mis entrenadores, por donde he pasado, y siempre me quedo con las cosas buenas», dijo el lunes.

«Hablar de gente que habla mal de mí, ya estoy acostumbrado. Como se dice en Portugal: yo no escupo en el plato en el que como», remató.