Quantcast

Los talibanes prometen seguir combatiendo hasta la marcha de las tropas

KABUL (Reuters) – Los talibanes afganos no participarán en las elecciones presidenciales del año próximo y continuarán la guerra hasta que las tropas extranjeras dejen el país, dijo en un mensaje difundido el martes el líder del grupo, el mulá Mohamad Omar.

Es probable que el anuncio frustre a la comunidad internacional, que esperaba que la reanudación de las estancadas conversaciones de paz en Qatar pudiera llevar a la participación del grupo integrista en las elecciones de abril.

«En cuanto al engañoso drama bajo el nombre de elecciones 2014, nuestra devota gente no se extenuará, ni tampoco participará», según una traducción al inglés del mensaje de Omar, suministrada por el portavoz talibán Zabihulá Muyahid.

Los talibanes rechazaron dos elecciones presidenciales anteriores pero ésta es la primera vez que boicotean públicamente la votación de 2014.

Durante varios años, un mensaje de Omar ha sido entregado al pueblo afgano en los días previos a Eid al Fitr, un festivo musulmán de tres días que celebra el fin del mes santo del Ramadán, un período marcado por la oración y el ayuno.

Si bien se cree que Omar vive en Pakistán, no ha realizado apariciones públicas o dado discursos desde que huyó de Afganistán en noviembre de 2001 cuando las fuerzas estadounidenses y sus aliados afganos derrocaron a los talibanes después de los atentados del 11 de septiembre en Estados Unidos.

Los talibanes, que gobernaron Afganistán con puño de hierro desde 1996 hasta 2001, pretenden derrocar al gobierno respaldado por Estados Unidos y poner fin a la ocupación extranjera.

Omar dijo que el objetivo de la oficina de los talibanes en Doha, la capital de Qatar, era ver a las fuerzas extranjeras abandonar el país y formar un gobierno inclusivo basado en los «principios islámicos».

La mayoría de los soldados extranjeros tienen previsto retirarse del país a finales del año próximo.

«No creemos en monopolizar el poder», dijo. «Aquellos que verdaderamente aman al islam y al país y se han comprometido con ambos, quienquiera que sea o cualquiera sea su etnia o la ubicación geográfica de donde venga, esta patria es suya», dijo.

Omar también dijo que las organizaciones humanitarias deberían sentirse libres de llevar a cabo su trabajo en Afganistán, siempre y cuando no «inviten a la gente a modos no islámicos».

/Por Dylan Welch/