Quantcast

El Mercosur denuncia ante la ONU el espionaje de EE.UU. y el agravio a Evo Morales

“Hemos elevado nuestra denuncia, preocupación e indignación por el sistema de espionaje global revelado por el señor (Edward) Snowden acerca de las actividades de inteligencia de Estados Unidos”, aseguró tras la reunión con el secretario general el ministro de Exteriores venezolano, Elías Jaua, en nombre del grupo.

Los cancilleres del Mercosur, el argentino Héctor Timerman, el brasileño Antonio Patriota, el uruguayo Luis Almagro y el venezolano Elías Jaua se entrevistaron con Ban aprovechando su visita a la ONU para participar mañana en un debate abierto del Consejo de Seguridad bajo la presidencia de Argentina.

“Es la vez que más enfático hemos visto al secretario general”, aseguraron a Efe fuentes diplomáticas tras el encuentro, en el que también participó el jefe de la diplomacia boliviana, David Choquehuanca, y en el que no estuvo el ministro paraguayo, José Félix Fernández, cuyo país está suspendido del bloque regional.

La indignación se extendió por América Latina después de que el diario brasileño “O Globo” revelara a principios de julio que la red de espionaje denunciada un mes antes por el exanalista de la CIA Edward Snowden se había expandido por toda la región, con especial foco en Brasil, México y Colombia.

Estados Unidos recolectó diversas informaciones, en especial relacionadas con la energía y el narcotráfico, en casi todos los países de Latinoamérica, tras lo cual Brasil anunció que propondría en el seno de la ONU celebrar un debate para crear leyes internacionales que protejan la privacidad de las comunicaciones.

“Esa práctica es violatoria del derecho internacional y de los derechos humanos fundamentales de nuestros ciudadanos y ciudadanas al violarse el derecho sagrado a la privacidad”, dijo el canciller venezolano, quien alertó de las “graves implicaciones” que tienen esos actos sobre la estabilidad política de los países afectados.

Preguntado por si el Mercosur planea pedir que se impongan sanciones a Estados Unidos por el espionaje, el ministro de Exteriores de Brasil dijo que están “coordinando” los siguientes pasos a seguir, y adelantó que también han traslado sus quejas a la Asamblea General y al Consejo de Seguridad.

Los ministros criticaron los intentos de “presionar” a los países que tuvieron en cuenta la petición de asilo político de Snowden, un derecho “sagrado” de los ciudadanos a pedirlo y de los países a otorgarlo, y del que no están dispuestos a negociar porque, según Jaua, permitió salvar “políticos, periodistas y ciudadanos comunes”,

Los cancilleres también protestaron ante Ban por el “atropello” sufrido por el presidente de Bolivia, después de que varios países europeos le impidieran sobrevolar su espacio aéreo a comienzos de julio, una actitud que, según denunciaron, “viola” la Convención de Viena y puso en riesgo “la dignidad y seguridad” física de Morales.

También aprovecharon su reunión con el secretario general para volver a trasladarle la posición de América Latina sobre dos temas “sensibles” y que preocupan de forma “permanente” a la región: el “bloque criminal” que impone Estados Unidos a Cuba y el reclamo argentino para recuperar la soberanía de las islas Malvinas.