Quantcast
martes, 24 mayo 2022 16:34

El Barça prosigue en Tailandia con su atípica pretemporada

No van a olvidar con facilidad esta pretemporada los jugadores del Barça. Entre el fichaje de Neymar, la renuncia por enfermedad de Tito Vilanova, el cambio de entrenador, la tardía llegada de los internacionales tras la Copa Confederaciones, el viaje por la paz a Israel y Palestina y la actual gira por Tailandia y Malasia, se les está yendo una preparación con más componentes externos de los deseados, sobre todo para Tata Martino.

El argentino es un técnico extremadamente metódico, que prepara a conciencia cada sesión de entrenamiento y programa la campaña milimétricamente. Tanta agitación en torno al equipo, con largos vuelos y actos institucionales constantes, alteran la habitual manera de organizar a sus grupos del rosarino que, de momento, pone buena cara ante políticos, aficionados y personalidades locales en Belén, en el Muro de las Lamentaciones de Jerusalén o en la última y multitudinaria recepción en Bangkok, pero que ansía con regresar a la Ciudad Condal cuanto antes para iniciar una rutina mucho más controlable.

El nuevo jefe del banquillo culé busca entre compromiso y compromiso el tiempo para entrenar y sentar las bases de su estilo de juego. Solo la coincidencia en las líneas básicas de la filosofía azulgrana con la doctrina con la que el responsable del primer equipo se ha ganado el respeto de los aficionados propios y de los profesionales rivales en Argentina y Paraguay dan cierta tranquilidad a Tata para mirar con optimismo las escasas dos semanas que le quedan antes del estreno oficial.

Además, salvo el primer partido del verano contra el Bayern, los rivales a los que se ha enfrentado y se va a enfrentar el cuadro catalán no han sido de excesiva categoría, con el agravante de que el precipitado fichaje de Martino provocó que en los tres primeros amistosos no estuviera presente. Tanta agitación hará que el Barcelona llegue al estreno en la Liga ante el Levante con algunas incógnitas sobre el estado de forma del plantel, pese a la goleada (8-0) ante el decepcionante Santos brasileño.

En esta gira asiática sus adversarios serán la selección tailandesa y un combinado de los mejores jugadores de Malasia, escaso nivel para tantos kilómetros recorridos, aunque económicamente el club salga claramente beneficiado.