Quantcast

El camionero español que aún espera salir de una cárcel marroquí

La familia de Antonio García Vidriel, un camionero enfermo preso desde hace seis años en una cárcel de Tánger por cuya liberación medió el Rey Juan Carlos, aún desconoce cuándo podrá salir de la cárcel, lo que sí logró su hijo, con el que viajaba cuando los detuvieron con casi nueve toneladas de hachís.

Miguel García, otro hijo del camionero, ha asegurado que no tienen información de cuándo podrá abandonar la cárcel marroquí y ha agregado que desde el 18 de julio, cuando medió el Rey, sólo les dicen que podrá hacerlo «en breve». El hijo con el que viajaba cuando le descubrieron la droga fue condenado a diez años de cárcel y ha obtenido el indulto del Gobierno de Marruecos, que se decretó tras la petición del monarca español y afectó a 48 reclusos.

Natural de la pedanía El Campillo, perteneciente a La Luisiana (Sevilla), el camionero preso, de 67 años, está delicado de salud y «fatal de ánimo», según le dijo ayer a su hijo en una conversación telefónica. Además, está muy preocupado por otro hijo que el pasado 26 de junio sufrió un accidente que le quemó el 60% del cuerpo y por el cual está ingresado en un hospital, ha añadido Miguel García.

En manos de Interpol

Según las informaciones que tiene la familia, la liberación del camionero depende de las gestiones de Interpol, aunque no saben qué país tiene que concretarlas. La familia asegura que tampoco ha recibido una explicación de por qué el indulto no ha afectado al camionero y sí a su hijo, que ya está en España.

El Gobierno español autorizó el pasado 26 de julio continuar el traslado a España del camionero, que estaba previsto que sea entregado gracias a la intermediación del Rey Juan Carlos. El monarca trasladó personalmente esta petición de la familia del recluso al presidente marroquí, Abdelilah Benkirán.

García Vidriel fue detenido en abril de 2012, y tras ocho meses de prisión preventiva, fue juzgado y condenado a cuatro años de cárcel por tráfico de drogas. El pasado 13 de diciembre se firmó el expediente de traslado a España, pero todavía continua en prisión. Más de 67.000 personas habían firmado una carta en la que se pedía al Rey de España que, con motivo de su reciente viaje a Marruecos, solicitara a las autoridades del país permiso para trasladarle a España, algo que también reclamaba la familia del recluso.