Quantcast

¿Y si a través de la saliva se detectara un cáncer?

La lucha contra el cáncer es uno de los grandes retos de nuestros días, puesto que esta enfermedad se lleva por delante tantas y tantas vidas. Por eso, son muchas las personas dedicadas a estudiar cómo combatirlo, pero también cómo detectarlo de manera temprana. Los avances son muchos y cada día salen nuevos progresos que nos estar esperanzados.

Uno de estos últimos avances es el que señala que a través de una simple muestra de saliva podría detectarse si esa persona tiene cáncer, además de otras enfermedades graves. Esto es lo que manifiesta una investigación que se está desarrollando en la Facultad de Odontología de la Universidad de Malmö, en Suecia, que concluye con bastante certeza que en el futuro puede ser posible diagnosticar enfermedades graves en sus primeras etapas con tomar una muestra de la garganta puesto que así se ha conseguido ya en estudios previos con enfermedades de la boca.

Esto sería posible porque la saliva contiene también trazas de otras enfermedades con un componente inflamatorio, que incluye, por ejemplo, el crecimiento de ciertos tumores, diabetes y enfermedades cardiovasculares. «Hemos logrado vincular la secreción de sustancias en la saliva de los pacientes con estas enfermedades. Por tanto, este descubrimiento puede tener una gran importancia para los exámenes médicos en el futuro ya que en lugar de tener que visitar al médico, los pacientes serán capaces de limpiar la parte interior de la boca con un bastoncillo de algodón y enviarlo para su análisis. Si el examen muestra signos de la enfermedad, el paciente puede llamar a un médico», ha asegurado el experto Björn Klinge.

La investigación ha sido realizada a 500 personas, pero sus autores prometen seguir avanzando en ella puesto que el mínimo presupuesto y tiempo que necesita esta prueba permitiría llegar a sectores de la población hasta ahora inaccesibles y aumentaría las posibilidades de detección de cáncer en etapas iniciales y, consecuentemente, disminuiría su mortalidad.