Quantcast
lunes, 16 mayo 2022 21:33

Miles de palestinos reciben al Barcelona en Cisjordania

DURA, Cisjordania (Reuters) – Miles de palestinos celebraron la llegada del Barcelona a Cisjordania el sábado, donde el delantero argentino Lionel Messi y sus compañeros de equipo mostraron sus habilidades a unos aficionados entregados.

Unos 25.000 espectadores, muchos con camisetas del Barça, abarrotaron un estadio nuevo en la población de Dura, en el sur de Cisjordania, y los jugadores del Barça celebraron un 'clinic' de una hora con unos 40 niños y niñas palestinos.

Cientos de aficionados se quedaron en el exterior, mientras una gran despliegue de seguridad aseguraba el perímetro.

Las calles de Belén, donde el equipo visitó el lugar donde nació Jesús, y la ciudad de Hebrón, cerca de Dura, estaban adornadas con banderas del Barcelona y la gente se acercó a la ruta del equipo para ver pasar fugazmente a sus héroes en el autobús.

«Es fantástico ver al Barcelona, Messi, Xavi, Iniesta y Neymar en Palestina. Es mi día de suerte», dijo Fadwa, de 17 años, y natural de Belén.

Los campeones de la Liga española están haciendo una breve parada en Israel y los territorios palestinos dentro de una gira de pretemporada que les llevará a Asia. El domingo tendrán un acto similar con jóvenes israelíes en Tel Aviv.

El jefe de deportes palestino Jibril Rajoub describió la visita del Barcelona como «el acontecimiento más importante en la historia del deporte palestino». El equipo catalán y su máximo rival, el Real Madrid, son los más populares entre los palestinos.

AMISTOSO

En febrero, el Barça dijo que quería disputar un amistoso contra un equipo compuesto por jugadores palestinos e israelíes en Tel Aviv pero los vecinos de Oriente Próximo no se pusieron de acuerdo en los preparativos para facilitar dicha cita.

Los palestinos se han quejado de que las fuerzas de seguridad israelíes a menudo impiden que sus atletas se desplacen libremente entre la Franja de Gaza y Cisjordania, donde los palestinos tienen un autogobierno limitado pero Israel mantiene el control de la seguridad.

Cisjordania está controlada por el presidente palestino Mahmud Abas y s facción laica Al Fatah, que cuenta con respaldo occidental, pero la Franja de Gaza está gobernada por la facción islamista Hamás que insta a la destrucción de Israel.

Israel cita dudas de seguridad pero dice que ha suavizado los controles para que los atletas viajen entre los territorios palestinos. El mes pasado el presidente de la FIFA, Joseph Blatter, dijo durante una visita a la región que una fuerza de trabajo abordaría las inquietudes palestinas al respecto.

Los palestinos quieren Cisjordania y la Franja de Gaza para crear un futuro estado en el que Jerusalén Este, la parte árabe de la ciudad, sea su capital.

Aunque viven uno al lado del otro, los equipos israelíes y palestinos no juegan entre sí en competición, ya que Israel es miembro de la UEFA, el organismo del fútbol europeo, y los palestinos juegan en Asia.

Durante su estancia en Belén, los jugadores del Barça también se reunieron con el presidente israelí, Shimon Peres, que se implicó en organizar la visita, y el primer ministro Benjamin Netanyahu. También visitarán el Muro de las Lamentaciones en Jerusalén.

/Por Nidal al-Mughrabi/