Quantcast

Reino Unido, Francia y Alemania cierran sus embajadas en Yemen

El Reino Unido cerrará mañana y el lunes su embajada en Yemen, como medida de precaución, y ha pedido a sus nacionales que estén en ese país que se marchen por razones de seguridad, ha informado el Ministerio de Exteriores.

El Gobierno británico también ha advertido a los ciudadanos de ese país que estén en Yemen que el Reino Unido tendrá dificultades para evacuarles si la situación de seguridad empeora en Yemen, donde se han producido incidentes cuando varios soldados amotinados intentaron asaltar el palacio presidencial.

La advertencia del Foreign Office, que pide a los británicos no viajar a Yemen, se conoce después de la alerta de seguridad emitida por Estados Unidos ante el temor de ataques terroristas de la red Al-Qaida cuando se aproxima el fin del mes sagrado de Ramadán.

En un comunicado, el Ministerio británico de Exteriores señala que si “usted no abandona el país ahora, mientras vuelan las aerolíneas comerciales, será bastante improbable que el Gobierno pueda evacuarle o facilitarle asistencia consular”. “La situación en Yemen continúa siendo volátil, con continuos disturbios y enfrentamientos violentos. Aún hay una amenaza de una escalada de la violencia”, agrega la nota.

Seguridad adicional

El ministerio recomienda a los británicos que estén en Yemen que cuenten con protección de seguridad si deben moverse por el país. “Hay una alta amenaza terrorista en todo Yemen. Los terroristas continúan amenazando con nuevos ataques”, afirma el comunicado, en el que alerta de posibles secuestros por parte de terroristas.

Al mismo tiempo, las embajadas británicas en Oriente Medio reforzaron el viernes su vigilancia como precaución tras la alerta mundial de viaje emitida por Estados Unidos. El Foreign Office indicó ayer que se ha actualizado la alerta de viaje para Arabia Saudí, Omán, Catar, Baréin, Kuwait, los Emiratos Árabes Unidos e Irak después del aviso estadounidense. Este domingo es día laborable en esas naciones y el Gobierno estadounidense considera que podría producirse un ataque del grupo terrorista en países de Oriente Medio y el norte de África.

Reino Unido no es el único país que ha decidido cerrar su embajada en Yemen. Lo mismo ha hecho Alemania, según ha anunciado un portavoz del ministerio germano de Relaciones Exteriores. La web del Ministerio de Relaciones Exteriores de Alemania evoca el riesgo de “ataques terroristas en algunos lugares del país y también en la capital Saná”.

El presidente francés, François Hollande, ha informado también del cierre de la Embajada gala en Yemen y ha pedido prudencia a los ciudadanos franceses que se encuentren en ese país. Hollande ha indicado que el cierre de la legación diplomática francesa estará en vigor “durante varios días” y se ha referido a “amenazas” de la red terrorista Al-Qaida al explicar la decisión. El mandatario galo ha calificado de “serias” esas amenazas y ha señalado que la decisión de cerrar la Embajada en Yemen se basa en datos proporcionados por las autoridades estadounidenses.

Mientras tanto, la Interpol ha difundido una alerta internacional para advertir de la posible implicación de Al-Qaida en las fugas de presos ocurridas el último mes en nueve países, entre ellos Irak, Libia y Pakistán. La organización policial internacional pide a sus países miembros que incrementen la vigilancia por la eventual participación de Al-Qaida en fugas que hicieron posible que escaparan “cientos de terroristas y otros criminales”.