Quantcast

La luz sube desde hoy como parte de la reforma energética

El precio voluntario al pequeño consumidor -la antigua tarifa de último recurso (TUR)-, el único que fija el Gobierno, sube a partir de agosto después de que el Ejecutivo anunciara que los peajes, la parte regulada de la tarifa, se subirían en un 8 por ciento, lo que se traduciría en un incremento medio del recibo de la luz del 3,2 por ciento.

Con estos peajes, que suponen algo más de la mitad de su importe total, se retribuyen las actividades reguladas del sistema, entre las que figuran el transporte, la distribución, las ayudas a las renovables, al carbón nacional o la moratoria nuclear, entre otros conceptos.

La tarifa eléctrica subió un 3 por ciento en enero, bajó un 6,6 por ciento en abril y volvió a repuntar un 1,2 por ciento en la revisión de julio.

El Gobierno aprobó el pasado 12 de julio un paquete de medidas con el objetivo de combatir el déficit de tarifa, el desfase entre los ingresos y los gastos del sistema eléctrico, que acumula una deuda que supera los 26.000 millones de euros.

Según el Ejecutivo, esta reforma implica un ajuste de 4.500 millones de euros, de los que 2.700 millones recaen sobre las empresas -con recortes en la retribución-; 900 millones, en los Presupuestos Generales del estado, y otros 900 millones, en los consumidores, a través de la subida de la luz.