Quantcast

Fin a la disputa sobre los paneles solares

La Comisión Europea (CE) aprobó hoy el acuerdo amistoso alcanzado con China para zanjar su disputa comercial sobre presuntas prácticas desleales en la exportación de panelessolares a la Unión Europea (UE). El Ejecutivo de Bruselas aprobó mediante el procedimiento escrito la propuesta del comisario europeo de Comercio, Karel De Gucht, quien llegó el pasado fin de semana a un acuerdo con el ministro chino de Comercio, Gao Huchengla, y la Cámara de Comercio de China, para poner fin a la disputa.

En virtud del acuerdo amistoso entre Bruselas y Pekín, el 70% de los suministradores chinos de panelessolares ha firmado un compromiso para respetar un precio mínimo en sus exportaciones a la UE y un volumen anual fijado para el mercado europeo, hasta finales de 2015. El restante 30% de las empresas chinas exportadoras de panelessolares tendrá que pagar un arancel temporal del 47,6% a partir del próximo día 6.

También pagarán ese nuevo arancel los exportadores chinos de panelessolares que excedan el volumen anual fijado. El precio mínimo acordado no ha sido revelado por la CE, pero la industria solar europea habla de un margen de entre 55 y 57 céntimos y la prensa lo sitúa en 56 céntimos por vatio para las importaciones anuales de China de hasta 7 gigavatios. La decisión será publicada mañana en el Boletín Oficial de la UE y entrará en vigor el próximo martes. Durante el proceso que llevó a la decisión de hoy por parte del colegio de comisarios, la Comisión «ha recibido el apoyo casi unánime de los Estados miembros».

Alemania estaba en contra de las medidas provisionales. El portavoz comunitario Frédéric Vincent declinó comentar qué países miembros no han respaldado el enfoque de la CE en las negociaciones con China, pero recalcó que «ningún Estado ha votado en contra». El acuerdo amistoso con China no cierra la investigación que la CE tiene en marcha, que todavía durará hasta diciembre y puede acarrear medidas definitivas.