Quantcast

Diseñan una moto eléctrica, plegable, e inteligente

Alumnos de la Universidad Politécnica de Cartagena han diseñado una moto eléctrica, no contaminante y silenciosa, que además es plegable y muy ligera. Esto permite que se pueda subir a casa en un ascensor. Además está dotada con sistemas inteligentes que mejoran la seguridad y el confort de su conductor.

La moto se diseñó por los componentes del UPCT Racing Team para participar en la primera edición de la competición internacional para ingenieros «Smart Moto Challenge». Consiguieron el segundo puesto, y ahora la han presentado a los medios de comunicación en la escuela de Ingeniería Industrial de la universidad.

La moto recibió, durante el certamen, el reconocimiento de la organización como el mejor diseño mecánico, ya que fue la única motocicleta articulable. También fue considerada la mejor en lo que respecta a aplicaciones multimedia. Los sensores de esta moto permiten la búsqueda de aparcamiento en entornos urbanos y el redireccionamiento de los faros al circular por trazados con curvas.

La motocicleta pesa poco más de 50 kilos y su innovador diseño articulado permite introducirla en un ascensor y guardarla dentro de una casa. Esa característica, según ha destacado el profesor responsable del equipo, Patricio Franco, facilita la recarga de sus baterías eléctricas en el propio domicilio, además de evitar robos en los casos en los que no se dispone de garaje.

En cuanto a las aplicaciones multimedia, además de las ya señaladas para buscar aparcamiento o adecuar la luz de los faros, la moto permite atender a llamadas telefónicas y recargar el móvil. Todas estas aplicaciones, desarrolladas por el propio equipo, podrían trasladarse a cualquier otro vehículo.

El equipo UPCT Racing Team, que también ha participado en diversas competiciones internacionales con sus coches de carreras, está formado por un total de 40 alumnos que han trabajado durante los dos últimos años en el desarrollo de esta moto.

El presupuesto para su fabricación, sin contar que los alumnos trabajan de manera altruista, ha rondado los 6.000 euros, procedentes de aportaciones (económicas y en equipamiento) de los patrocinadores del equipo (la UPCT, Vifama, Turbo Kit, la Federación de Automovilismo de la Región de Murcia, el Circuito de Cartagena, Renauto, MT Helmets, FREMM, Fundación CIM, RS Amidata, Astesa, IES Politécnico de Cartagena, Suministros Barsa, Ejército de Tierra, APM Autopinturas Murcia y J.Juan Brake Systems).