Quantcast

El presidente mexicano es operado de un tumor benigno con «éxito»

El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, el más joven de América Latina, ha pasado este jueves por el quirófano para la extirpación de un nódulo en la tiroides, una operación calificada de «exitosa» que le acerca a otros mandatarios latinoamericanos con problemas de salud. El mismo Peña Nieto, de 47 años, ha dicho que le descubrieron el nódulo «hace siete u ocho años» y que no se trata de nada grave.

La operación ha sido todo un «éxito» y «salió muy bien», informó hoy el jefe de la Oficina de la Presidencia, Aurelio Nuño. «Estamos muy contentos. Todo salió muy bien, como se tenía planeado», dijo Nuño en una rueda de prensa en el Hospital Central Militar, donde le fue practicada la operación al gobernante mexicano. El alto funcionario dijo que la intervención quirúrgica se prolongó por cerca de dos horas y añadió que el mandatario pasará dos días en el hospital para su recuperación, que completará después con otros dos días en la residencia oficial de Los Pinos.

El doctor que estuvo al frente de la cirugía, el general brigadier Juan Felipe Sánchez, explicó que «el diagnóstico no muestra ninguna evidencia de malignidad». «Estamos ante un proceso benigno», insistió. «Lo principal en estas operaciones son los nervios que mueven las cuerdas vocales» y los cuatro están «intactos» al terminar la operación, apuntó Sánchez, tras manifestar su satisfacción por que los resultados son «bastante buenos».

El otorrinolaringólogo descartó que PeñaNieto vaya a tener problemas con su voz tras la intervención y precisó que durante los dos días de recuperación estará en la suite presidencial del hospital, «que cuenta con todas las facilidades propias para el jefe supremo de las Fuerzas Armadas». Nuño dijo que el mandatario estuvo acompañado en el hospital por su esposa, Angélica Rivera, sus hijos y sus hermanos, y que tras recuperarse de la anestesia se mostró contento.

PeñaNieto regresará a Los Pinos en dos días y allí atenderá «reuniones de trabajo de carácter privado», y se incorporará a las actividades públicas el lunes o martes próximos, precisó. Durante la operación, cada uno de los ministros estuvo al frente de los temas que les corresponden, y el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio, estuvo «muy pendiente» de la agenda nacional. En estos momentos «está muy claro que es PeñaNieto quien está al frente de los asuntos» del país, enfatizó.