Quantcast

EEUU y Pakistán acuerdan empezar un nuevo capítulo en su tensa relación

ISLAMABAD (Reuters) – Estados Unidos y Pakistán acordaron el jueves restablecer una «alianza completa», esperando poner fin a años de asperezas por las incursiones estadounidenses con aviones teledirigidos o «drones» en suelo paquistaní y el ataque que mató a Osama bin Laden, entre otros temas.

«Estamos aquí para hablar honestamente, abiertamente sobre cualquier diferencia que pueda existir, que querramos intentar solucionar», dijo el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, durante una visita no anunciada a Islamabad. «Nuestro pueblo merece que hablemos directamente», agregó.

Más allá de la matanza de bin Laden en una ciudad paquistaní por parte de Estados Unidos en 2011, los lazos bilaterales han sido tensos por el apoyo paquistaní a insurgentes talibanes que luchan contra los soldados occidentales en el vecino Afganistán, así como por un ataque aéreo de la OTAN en el que murieron 24 soldados paquistaníes.

Ambas partes ahora parecen dispuestas a superar las diferencias y comenzar de nuevo, un cambio en las prioridades que esperan que sea posible con un nuevo Gobierno en Pakistán y un nuevo secretario de Estado en Estados Unidos.

Con la economía paquistaní muy necesitada de apoyo y Estados Unidos dispuesto a retirar la mayor parte de sus soldados del vecino Afganistán el año próximo, ambas partes se beneficiarían de una reparación de las relaciones.

Después de mantener conversaciones con el primer ministro Nawaz Sharif en Islamabad, Kerry, quien como senador apoyó la legislación para proveer 7.000 millones de dólares en asistencia a Pakistán durante cinco años, dijo que ambos países estaban comprometidos a superar los hechos irritantes del pasado.

Kerry invitó a Sharif a visitar Estados Unidos, el mayor donante de Pakistán, para conversar con el presidente Barack Obama.

«Estados Unidos no quiere tener una relación transaccional, no queremos tener una relación basada en un momento o basada en temas como el antiterrorismo o Afganistán, dijo Kerry.

«Lo que fue importante hoy fue que hubo una determinación (…) para que la relación avance hacia la sociedad completa que debe ser, y para encontrar las maneras para lidiar con temas individuales que han sido irritantes en el curso de los últimos años», agregó.

«Y creo que el primer ministro es serio acerca de hacerlo. Y sé que el presidente Obama también lo es», sostuvo.

Kerry, quien arribó el miércoles a última hora a Pakistán, es el funcionario estadounidense de más alto nivel en visitar Islamabad después de la elección de Sharif en mayo.

/Por Lesley Wroughton y Maria Golovnina/