Quantcast

El paro se redujo en 63.500 personas en julio

MADRID (Reuters) – El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, dijo el jueves que la economía estaba mostrando señales de mejora en medio de una larga recesión y avanzó que esa evolución se reflejará en los datos del mercado laboral español que se conocerán el viernes.

En concreto, Rajoy anticipó que el dato del mercado laboral correspondiente al mes de julio supondrá un descenso de parados acumulado en los últimos cinco meses de 340.000 personas, lo que implica que el mes pasado hubo unos 63.500 parados menos.

«(Hay) indicios alentadores de un cambio de tendencia», dijo durante un debate en el Senado sobre el caso Bárcenas, que ha salpicado al Partido Popular.

De confirmarse el dato, se trataría del quinto mes consecutivo de reducción del paro, según los informes mensuales del Ministerio de Empleo, que se publican el segundo día hábil del mes siguiente al mes objeto de análisis.

Pese a esta tendencia de mejora, confirmada por la última encuesta de desempleo que elabora el Instituto Nacional de Estadística (INE), la tasa de desempleo se sitúa aún por encima del 26 por ciento de la población activa y es la principal preocupación para los españoles en medio de la grave crisis económica que atraviesa el país.

Además, el presidente del Gobierno dijo que el escándalo de corrupción provocado por el exgerente y extesorero del PP no hará que modifique las reformas políticas y económicas planeadas por el Ejecutivo.

«No modificaré el rumbo de reformas que hemos programado para salir cuanto antes del estancamiento y estimular la creación de empleo», declaró. «Nadie, excepto el Senado y el Congreso tiene derecho a decidir sobre la política de nuestro país. El estado de derecho no admite chantajes».

El caso Bárcenas, que investiga una supuesta contabilidad irregular de la formación en el Gobierno que han erosionado la credibilidad del Ejecutivo, dio un nuevo giro esta semana después de que el juez citase a declarar a la secretaria general del Partido Popular, María Dolores de Cospedal, y a sus predecesores en el cargo Javier Arenas y Francisco Álvarez Cascos.

En su comparecencia del jueves, Rajoy adelantó que presentará una reforma de la ley orgánica que regula el Tribunal de Cuentas -que se encarga de controlar la contabilidad de los partidos políticos- y que endurecerá el código penal para casos de corrupción.