Quantcast
lunes, 16 mayo 2022 11:11

Las guerreras del waterpolo se meten en la final

España derrotó este miércoles a Hungría (13-12) en las semifinales del campeonato del mundo de Barcelona y se clasificó por la puerta grande y por primera vez en su historia para jugar la gran final contra la todopoderosa Australia, que venció a Rusia en la otra semifinal.

España y Hungría ya se vieron las caras en las ?semis? de los pasados Juegos Olímpicos de Londres y como en aquella ocasión el conjunto de Miki Oca fue el verdugo de las magiares en Barcelona 2013, que tienen en España a su auténtica bestia negra. La clave de la victoria de la chicas de Miki Oca estuvo en su mayor fortaleza mental. Las guerreras del waterpolo, actuales subcampeonas olímpicas, fueron capaces de mantenerse vivas en el partido, tras un parcial de 3-0 de las húngaras en el tercer tiempo que parecía que podía ser definitivo porque el cuadro centroeuropeo se escapaba por tres goles de diferencia.

Pero España siguió como hasta entonces, jugando con sus posiciones interiores, provocando expulsiones y cerrando a la gran boya húngara Bujka. Así logró una remontada con un parcial a favor de 4-0 en los minutos finales del tercer tiempo y el último cuarto. A España se le vio que jugaba mejor y con más tranquilidad los minutos decisivos, pues no en vano Hungría no fue capaz de anotar ni un solo gol en el último cuarto. En cambio, los dos tantos de Laura López en el tramo final culminaron la remontada y dieron el tan soñado pase a la final para España. Anni Espar, con cuatro goles, y López, con tres, fueron las jugadoras españolas más destacadas en ataque. Una vanguardia que supo aprovechar 11 de las 19 superioridades de que dispuso, por solo 4 de las 13 que tuvo Hungría.