Quantcast

El 'banco malo' no prevé demoler ninguna vivienda terminada

Además de vender inmuebles, Sareb, el «banco malo», puede alquilar propiedades, terminar promociones en curso e incluso demoler alguna, pero en ningún caso prevé derribar viviendas terminadas.

En una nota aclaratoria difundida hoy, la sociedad inmobiliaria explica que no tiene «ninguna obra identificada» para ser demolida e insiste en que no planea derribar viviendas terminadas.

Sareb sólo demolería una construcción en el caso de obras en curso «con muy poco grado de avance», es decir, aquellas que cuenten con poco más que la estructura, o en las que haya riesgo para la seguridad o se estén incumpliendo leyes urbanísticas.

En estos momentos, el 25 % de las obras en curso que están en manos de la sociedad inmobiliaria están paralizadas, lo que equivale aproximadamente a unas 160 promociones y es ahí donde alguna construcción podría ser destruida, añade una fuente de Sareb.