Quantcast

El maquinista hablaba con el interventor de Renfe que viajaba en el tren

MADRID (Reuters) – El maquinista del tren que descarriló la semana pasada cerca de Santiago, que ha sido acusado de 79 delitos de homicidio por imprudencia, declaró el miércoles que habló por teléfono con el interventor de Renfe que viajaba en el convoy, pero que colgó segundos antes de salirse de la vía.

Francisco José Garzón, experimentado maquinista de Renfe, acudió al tribunal voluntariamente el miércoles para aclarar una información judicial extraída de la apertura de las cajas negras la víspera, según la cual un operador de Renfe le llamó pocos minutos antes del siniestro, cuando el maquinista tenía que reducir la velocidad ante la inminente llegada a Santiago.

«La conversación se centró en la vía donde parar al llegar a Pontedeume. (El maquinista) afirmó también que no estaba hablando en el momento de la salida de vía, sino que había colgado segundos antes», según un comunicado del Tribunal de Justicia de Galicia.

Garzón ha admitido que se distrajo mientras manejaba el tren Alvia que hacía el trayecto Madrid-Ferrol (La Coruña) y que se salió de la vía al tomar a gran velocidad una curva cerrada poco antes de llegar a la estación de Santiago de Compostela.

Un total de 61 pacientes permanecen ingresados en hospitales gallegos como consecuencia del accidente, 13 de ellos en estado crítico, según el último parte médico facilitado el miércoles por la Consejería de Sanidad de la Xunta.

El juez Luis Aláez que instruye el caso ha solicitado a Renfe documentación sobre la vida laboral del imputado, sobre su jornada y el contenido de las cajas negras de otros trenes que hayan realizado el mismo recorrido al del tren siniestrado.

El magistrado, que también quiere saber la normativa del personal de cabina, ha pedido al operador ferroviario Adif que le informe sobre el estado de las vías y peraltes, señales y balizas del trayecto entre Orense y Santiago, además del radio de la curva fatídica, según el comunicado judicial.

El tren se salió de la vía a 153 km/h después de reducir la velocidad desde 192 km/h en los minutos previos. En la curva donde se produjo el accidente la velocidad máxima permitida eran 80 km/h.