Quantcast

Francisco desvela que padeció una ciática el primer mes de papado

El papa Francisco ha desvelado que padeció una ciática el primer mes de su pontificado, debido a una mala postura, y ha dicho que se encuentra bien en el Vaticano, pero en algunos momentos se siente «enjaulado».

En un encuentro con los periodistas que le acompañaban en el avión en el que regresó hoy a Roma desde Río de Janeiro, se le pidió que señalara el mejor y el peor momento de estos cuatro meses de pontificado, y ha dicho que cosas bonitas ha tenido y muchas, y que los peores momentos fueron cuando viajó a la isla italiana de Lampedusa para reunirse con inmigrantes indocumentados. «Es para llorar, cuando llegan esas barcas los dejan a algunas millas de la costa, y luego deben llegar con la barca solos. Me dolió, esas personas son víctimas del sistema socioeconómico mundial», ha manifestado. Y añadió: «La cosa peor, personal, fue una ciática que tuve el primer mes del pontificado».

Francisco ha señalado que en estos meses ha encontrado a muchas personas buenas en el Vaticano y le da alegría.

Respecto a «enjaulado», Francisco ha dicho: «¡Cuántas veces me ha dado gana de salir por las calles de Roma, me gusta ir por la calle y en ese contexto me siento un poco enjaulado. En Buenos Aires me conocían como el cura callejero», ha afirmado.

Preguntado por qué incide más en llamarse obispo de Roma que papa, Francisco ha manifestado que es obispo de Roma y, como tal, sucesor de Pedro y vicario de Cristo. También ha explicado que el trabajo de obispo es bonito y que es muy feliz como papa.