Quantcast

Tragedia en Santiago: El Alvia recorrió sin control entre 3 y 7 kilómetros, según la investigación

Esa distancia, apenas cuatro kilómetros de enloquecida huida hacia el desastre, fue clave en la tragesia y, según la investigación, el convoy circuló sin la dirección del maquinista debido a ese momento de despiste, que él mismo reconoció ante el juez.

Garzón no sabía en qué punto exacto de la vía se encontraba, es más, pensó que se encontraba en otro tramo haberse despistado por razones que aún se desconocen y que seguramente aclararán las cajas negras que se abren hoy; que se confundió de túnel y que creyó que no estaba en la “difícil” curva en la que descarriló en el tren.

Cuando se dio cuenta de dónde se encontraba, el maquinista intentó frenar pero ya era demasiado tarde. De hecho, ha sido el compañero al que sustituyó en la estación de Ourense, Javier Illanes el que ha explicado a los medios que él suele empezar a frenar unos tres kilómetros antes de llegar a la curva.

Illanes, explicó al diario El País que “al ser un recorrido que hago con habitualidad, cuando veo que me acerco a ese punto, ya reduzco la velocidad de una forma más o menos mecánica e intuitiva”.

Illanes cuanta que al ser una reducción de velocidad tan importante “intento hacer una frenada de confort, lo cual significa que unos tres o cuatro kilómetros antes de llegar a ese punto, ya comienzo a frenar de manera escalonada”.