Quantcast

Kerry busca «compromisos razonables» entre palestinos e israelíes

WASHINGTON (Reuters) – El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, instó el lunes a israelíes y palestinos a efectuar «compromisos razonables» por la paz, en momentos en que se prepara para presidir las primeras negociaciones directas entre ambas partes en casi tres años.

«No es ningún secreto que este es un proceso difícil. Si fuera fácil, hubiera ocurrido hace mucho tiempo», dijo Kerry, acompañado de su recién nombrado enviado especial para la paz entre israelíes y palestinos, el exembajador estadounidense en Israel Martin Indyk.

«No es ningún secreto, por lo tanto, las muchas decisiones difíciles que tienen por delante los negociadores y los líderes debido a que buscamos compromisos razonables sobre temas difíciles, complicados, emocionales y simbólicos», dijo Kerry a periodistas.

En una señal de los desafíos que hay por delante, las partes difirieron en público sobre la agenda de las conversaciones. Mientras un responsable israelí dijo que todos los asuntos serán debatidos de forma simultánea, un responsable palestino dijo los diálogos comenzarían con temas sobre fronteras y seguridad.

Estados Unidos está tratando de negociar un acuerdo basado en una «solución de dos estados», mediante el cual Israel viva en paz junto a un nuevo estado palestino creado en Cisjordania y la Franja de Gaza, territorios ocupados por Israel desde la guerra de 1967.

Los principales problemas que deben ser resueltos para poner fin a más de seis décadas de conflicto incluyen las fronteras, el futuro de los asentamientos judíos en Cisjordania, el destino de los refugiados palestinos y el estatus de Jerusalén.

La reanudación de las conversaciones de paz es un logro para Kerry, quien hizo seis viajes a la región en los últimos cuatro meses para que concretar la mesa de negociaciones.

Las conversaciones, programadas durante los últimos nueve meses, comenzarán el lunes durante una cena en el Departamento de Estado y continuarán el martes, dijeron responsables estadounidenses.

TRABAJO DIFÍCIL

En un comunicado, el presidente estadounidense Barack Obama instó a ambas partes a negociar de buena fe.

«El trabajo más difícil de estas negociaciones está por delante, y tengo la esperanza de que tanto los israelíes como los palestinos acudirán a estas conversaciones de buena fe y con un enfoque sostenido y determinado», dijo Obama.

«Estados Unidos está listo para apoyarlos durante estas negociaciones», agregó.

Las conversaciones serán lideradas por los principales asesores del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu y del presidente palestino, Mahmud Abas.

Israel estará representado por el ministro de Justicia, Tzipi Livni, y por Yitzhak Molcho, mientras que por los palestinos los negociadores son Saeb Erekat y Mohammed Ishtyeh.

Incluso Indyk, quien fue alguna vez jefe de la diplomacia de Estados Unidos en Oriente Próximo y dos veces embajador de Estados Unidos en Israel, señaló que cuando Kerry comenzó sus esfuerzos este año casi nadie pensaba que tendría éxito en la reactivación de las negociaciones.

«Usted tomó un desafío que la mayoría de la gente pensaba que era en una misión imposible», dijo Indyk.

Indyk tiene gran experiencia como representante de los esfuerzos de Estados Unidos para resolver el conflicto palestino-israelí. Fue un alto cargo del Gobierno del presidente Bill Clinton, que supervisó una cumbre en 2000 que fracasó después de un estallido de la violencia en Israel y los territorios palestinos.

Las últimas negociaciones directas fracasaron a finales de 2010 por la construcción de asentamientos judíos en los territorios ocupados tras la guerra de 1967.

/Por Arshad Mohammed y Lesley Wroughton/