Quantcast

El Papa Francisco y los homosexuales: ¿Quién soy yo para criticarlo?

Y ahora esa frase hay que interpretarla. Y es que el Papa que sorprende al mundo, predica una serie de cuestiones que, hasta ahora, no estaban en el catálogo vaticano ni en el fondo, ni en la forma. Según Francisco «hay que integrar a los gays en la sociedad», aunque advirtió que si en Brasil no ha hablado del aborto y de los matrimonios entre personas del mismo sexo es porque, total, ya se conoce cuál es la postura de la Iglesia al respecto y prefiere centrarse en aspectos positivos.

La conversación tuvo lugar durante el vuelo que llevó a Francisco de regreso a Roma. Sólo una hora después de que el avión despegara. Durante una hora y veinte minutos respondió a las preguntas que la prensa le realizó sin censuras previas, según cuentan los profesionales que estuvieron presentes.

Francisco destacó, sobre la homosexualidad, que el problema no es ser gay, sino formar parte de un lobby. «Se escribe mucho del lobby gay. Todavía no me he encontrado con ninguno que me dé el carné de identidad en El Vaticano donde lo diga. Dicen que los hay. Cuando uno se encuentra con una persona así, debe distinguir entre el hecho de ser gay del hecho de hacer lobby, porque ningún lobby es bueno».