Quantcast

Los centros para los 'sin techo' atienden a 14.050 personas al día

Los centros de atención a personas sin hogar (ECAPSH) atendieron una media de 14.050 personas al día a lo largo de 2012, lo que supuso un aumento del 2,6% respecto a 2010 (última fecha en la que se recabaron datos) e hizo que la ocupación alcanzase el 86%. Estas son las principales conclusiones de la encuesta sobre centros de atención a personas sin hogar difundida hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que analiza 737 de los 796 centros existentes y, según la cual, aunque solo un 30% de ellos son de titularidad pública, tres de cada cuatro están financiados en su totalidad o en gran parte por la Administración.

La difícil situación que atraviesa el país como consecuencia de la crisis económica se refleja en el incremento, de un 12,3%, del número de centros que ofrecieron servicio de restauración (desayunos, comidas, cenas, bocadillos y bebidas calientes) en 2012, que fueron 631.

De media, se repartieron al día 14.364 desayunos, 19.927 comidas y 14.890 cenas, lo que supuso 49.181 servicios de restauración diarios, un 5,7% más que en 2010.

Además, los centros ofrecieron servicios de información y acogida (82,6%), alojamiento (82,1%) y orientación (75,3%).

Talleres y asesoramiento

Las prestaciones orientadas a la inserción social de los usuarios, como talleres de inserción u ocupacionales, asesoramiento jurídico, regularización de papeles o atención psicológica tienen menor oferta.

Casi el 72% de los centros atienden a hombres y mujeres, frente al 14,8% que sólo acepta varones y el 13,3% que sólo acoge mujeres.

Según Estadística, el 44,1% de los centros está orientado a algún colectivo concreto, un porcentaje que ha aumentado respecto al 37,7% de 2010.

El grupo de población que se atiende con más frecuencia es el de inmigrantes (42,2% frente al 52,8% de 2010) y el menos habitual el de excarcelados, al que solo se orienta el 6,8% de los centros.

El 18,2% de los centros se dedica a mujeres maltratadas, el 11,1% a personas alcohólicas y el 9,5% a drogodependientes.

Para atender a todos estos colectivos, los centros para gente sin hogar contaron en 2012 con 16.153 trabajadores de los que el 33% estaba a tiempo completo y el 67% a tiempo parcial.

Además, estos centros cuentan con una importante red de voluntarios, que suponen el 57,4 % del total de trabajadores, frente al 34,8% asalariado y al 7,8% con otro tipo de vinculación laboral por ser estudiantes en prácticas, religiosos….

Analizando la vinculación laboral y la dedicación de los trabajadores, el INE concluye que la mayor parte de los recursos humanos de los centros es personal voluntario a tiempo parcial (54,7%) seguido de asalariados a tiempo completo (25,9%).

En la encuesta también se analiza el gasto de estos centros que, en 2012 ascendió a 201,13 millones de euros, con un descenso del 5,4% respecto a 2010.

El gasto medio fue de 276.200 euros por centro (12,3% menos).

Gasto inferior a 100.000 euros

El 43% de los centros tuvo un gasto igual o inferior a 100.000 euros y el 42,4% de entre 100.001 y 500.000 euros, mientras que los centros con presupuesto superior al medio millón de euros solo suponen el 14,6% del total.

Existen notables diferencias entre los públicos y los privados en cuanto a los recursos financieros disponibles de modo que el gasto medio de los primeros fue de 360.700 euros frente a los 243.200 euros de los segundos.

El 75,8% de los centros fueron financiados única o mayoritariamente por las Administraciones Públicas (el 77,3 % en 2010) y sólo el 8,1% se financió en su mayor parte con fondos propios, el 4,2 % con donaciones, el 3,6 % con fondos procedentes de instituciones privadas sin fines lucrativos y el 0,3 % por empresas.

El pasado año, un total de 605 centros ofrecieron alojamiento y, menos uno, todos abrieron de lunes a viernes mientras que el 92,2 % abrió los sábados y el 91,7 % los domingos.

La capacidad media de la red de alojamiento fue de 16.346 plazas diarias de las que 7.013 plazas eran públicas (con un caída del 0,5 %) y 9.334 (un 6,9 % más).

La ocupación media fue superior en los centros públicos (87,9%) que en los privados (84,5%).

Por comunidades (incluidas las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla) los gastos medios más elevados fueron los de Ceuta (1,85 millones de euros anuales por centro), Melilla (1,53 millones) y Cataluña (508.500 euros), frente a Castilla y León (140.100 euros), Castilla-La Mancha (176.200) y Murcia (177.100 euros), que tuvieron los más bajos.