Quantcast

Insultar a Sarkozy ya no será delito, según un juez

El cambio llega a raíz de un incidente protagonizado por el ciudadano Hervé Eon, de 61 años, quien portaba un cartel en el que se leía «Piérdete, imbécil», durante una visita de Sarkozy a Lava, al oeste de Francia, en el año 2008. El cartel no aludía explícitamente al expresidente, pero se trataba de una frase que el mandatario había hecho famosa al emplearla para insultar a un hombre que rechazó estrecharle la mano.

El fiscal del Estado francés presentó entonces una demanda ante lo ocurrido y el manifestante fue condenado a pagar una multa de 30 euros y se le impuso una condena penal. Sin embargo, en marzo de este año, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos consideró que se había violado el derecho de a la libertad de expresión, y consideró que la pancarta tenía un carácter satírico.

El delito de injurias y calumnias al jefe de Estado francés se ha invocado en varias ocasiones, pero fue olvidado en el cajón por gran parte de los presidentes. Sarkozy ha sido el primer mandatario galo en décadas en presentar una demanda por este concepto.