Quantcast

Luis Planas abandonará la Junta cuando se marche Griñán

El consejero andaluz de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, Luis Planas, ha avanzado hoy que no formará parte del próximo Gobierno autonómico presidido por Susana Díaz y ha vinculado esta decisión a la confianza y el compromiso que le dio en su momento el actual presidente, José Antonio Griñán.

Planas, que compitió con Díaz por ser aspirante a las primarias del PSOE andaluz para elegir al candidato socialista a la Presidencia de la Junta, ha hecho este anuncio en una rueda de prensa previa a una reunión con las organizaciones agrarias para analizar el acuerdo de la Política Agraria Común (PAC).

«El presidente Griñán tuvo la amabilidad de nombrarme miembro del Gobierno andaluz, lo que es un honor y responsabilidad. Estoy muy agradecido. Dejará la Presidencia y yo tengo un compromiso personal con él y por tanto cuando abandone la Presidencia yo dejaré de pertenecer al Ejecutivo andaluz», ha explicado.

Planas ha esgrimido que el partido y el Gobierno andaluz entran en una nueva etapa, en la que hay «conformación de nuevos equipos», a los que ha deseado suerte y se ha mostrado convencido de que será un periodo «positivo» para la comunidad.

El consejero ha negado que sea llamativa su decisión de abandonar el Gobierno, para reiterar, a continuación, que «tenía un compromiso personal» con Griñán por el cual ha intentado «responder a sus expectativas».

En cuanto a la influencia que ha tenido en su decisión el proceso de primarias del PSOE-A, en el que no pudo alcanzar los avales suficientes para convertirse en candidato, ha comentado que «todos los momentos de la vida inducen a reflexión». «Soy una persona de objetivos y el compromiso con Griñán era político y personal», ha agregado Planas .

Preguntado por la posibilidad de que la futura presidenta de la Junta, Susana Díaz, le proponga ser consejero de su Gobierno, Planas ha contestado: «Esta es una nueva etapa y a la nueva etapa corresponden nuevas personas».

Aunque las fechas del cambio de Gobierno en la Junta aún no están cerradas, todo indica que, una vez que Griñán presente su dimisión el 27 de agosto, serán los socialistas los que propongan a Díaz al Parlamento como nueva presidenta a finales de ese mismo mes.

A partir de esa fecha, el Parlamento cuenta con 15 días para convocar el pleno de investidura, lo que conllevará después su toma de posesión y la formación del nuevo Gobierno andaluz, previsiblemente durante la primera quincena de septiembre.