Quantcast

Los fiscales militares de EEUU dicen que Manning buscaba notoriedad

FORT MEADE, EEUU (Reuters) – Los fiscales militares dijeron que el soldado acusado de la mayor filtración de información clasificada en la historia del país esperaba hacerse famoso al proporcionar documentos sobre las guerras de Irak y Afganistán.

En los argumentos finales ante el juicio marcial del soldado Bradley Manning, los fiscales dijeron el jueves que el analista de inteligencia de 25 años traicionó la confianza que el país depositó en él.

«La única persona por la que se preocupó el soldado Manning fue de sí mismo», dijo el mayor Ashden Fein, abogado que lidera la acusación.

«Manning tuvo mala intención… actuó voluntaria y deliberadamente», añadió. «No es un soplón. Es un traidor».

Los abogados de Manning, quien se enfrenta a 21 cargos por filtrar más de 700.000 documentos a través de la página web WikiLeaks, harán sus declaraciones de cierre durante el día.

Previamente, habían retratado a Manning como bien intencionado pero ingenuo, intentando provocar un debate más amplio sobre la política diplomática y militar estadounidense al publicar los documentos. El cargo más grave al que se enfrenta, ayudar al enemigo, tiene como castigo la cadena perpetua.

El caso ha enfrentado a los grupos de libertades civiles que buscan una mayor transparencia en las acciones del Ejército y aparatos de seguridad estadounidense, contra el Gobierno, que argumentó que el analista de inteligencia de bajo rango – que estaba de servicio en Bagdad en aquel momento – puso vidas en peligro.

La coronel del Ejército Denise Lind, quien preside el juicio, negó el jueves una solicitud de la defensa para declarar a Manning no culpable de cinco de los cargos relacionados al robo de información desde bases de datos gubernamentales.

También negó la solicitud de la defensa de declarar un juicio nulo.

El caso, en el que WikiLeaks publicó archivos clasificados, videos de combate y cables diplomáticos, es una prueba de los límites del secretismo en la era de internet.

Sin embargo, recientemente ha sido eclipsado por el caso del excontratista de una agencia de espionaje Edward Snowden, quien a inicios del mes pasado reveló al periódico británico The Guardian los detalles de supuestos programas secretos de vigilancia de Washington a sus ciudadanos.

/Por Medina Roshan/