Quantcast
domingo, 22 mayo 2022 3:57

España golea pero no suaviza sus cruces

La selección española femenina de waterpolo abusó de la débil Uzbekistán (20-4) en la tercera y definitiva jornada de la fase de grupos en el Mundial de Barcelona y certificó la segunda posición, que le llevará a medirse este sábado (13.30 horas) a Nueva Zelanda en los octavos de final.

El conjunto de Miki Oca, actual subcampeón olímpico, saltó a la piscina Picornell consciente de que no podría pelear por la primera plaza. El empate entre Holanda y Rusia (12-12) imposibilitó a las 'guerreras' del agua allanar su camino hacia las medallas y hacerse con la primera posición.

De hecho, la segunda plaza le brinda un cruce relativamente sencillo ante las neozelandesas, pero el peligro llegará en cuartos, donde -si todo sale según lo previsto- se cruzará con Estados Unidos por el camino, su verdugo en la final de los pasados Juegos de Londres.

Y es que la tercera jornada ante las uzbekas, que mejoraron en el último asalto, no pasó de un entrenamiento con público. Las asiáticas, que han perdido todos sus encuentros en la Ciudad Condal, han encajado 74 goles ante Holanda, Rusia y España, todas ellas muy por encima del nivel amateur de Uzbekistán.

Los primeros compases rápido reflejaron la diferencia entre unas y otras, sobre todo con los cinco tantos iniciales en cuatro minutos. Además, la lenta transición entre defensa y ataque de las uzbekas terminó por enterrar cualquier opción de hacer cosquillas al cuadro de Miki Oca, menos acertado de lo habitual (3 largueros).

La mejor del equipo español -donde anotaron todas a excepción de Laura López- fue Andrea Blas, que concluyó el envite con seis goles, mientras que en las uzbekas destacaron las dos únicas goleadoras, Natalya Plyusova y Ramilya Halikova.