Quantcast

El talón, cuidados para una zona muy delicada

La piel del talón es la más gruesa de todo el cuerpo humano. Ese grosor es necesario para poder amortiguar las presiones y fuerzas de cizallamiento (presión contra la superficie de la piel) que se producen por el impacto al caminar, correr o saltar. Esa zona es fuerte pero también necesita ser elástica para soportar la fricción sin romperse. El cuidado de esta zona delicada e importante debe buscar el mantenimiento de ambas variables, grosor y elasticidad, a la vez.

?Es un enorme error limarse muy a menudo los talones para dejar esa zona de piel muy fina, provocando la aparición de fisuras y grietas que si llegan a profundidad pueden provocar heridas e infecciones dolorosas?, advierte Patrocinio Olmo Serna, podólogo y tesorero del Colegio Oficial de Podólogos de Madrid. ?

Las recomendaciones del experto para tener unos talones sanos son:

-Limar los talones únicamente una o dos veces por semana.

-El limado tiene como objetivo eliminar mecánicamente las últimas células muertas y escamas del estrato córneo para facilitar la hidratación posterior, y no la reducción del grosor de esta parte de la piel. Por lo tanto, debe hacerse muy superficialmente.

-No caminar descalzo, ya que el zapato amortigua y disipando las fuerzas que soporta el talón. Sin calzado, toda la presión recae solo sobre esta parte.

-Andar descalzo solamente por la playa, pues la arena proporciona un efecto peeling.

-En verano, cuando se utilizan las sandalias, elegir aquella en las que los talones pisen completamente dentro de la sandalia. ?Cuando quedan muy justas o pequeñas el talón pisa en el borde la sandalia, dañando con mayor intensidad la piel de esta zona?, afirma Olmo Serna.

-Utilizar cremas hidratantes con productos queratolíticos, como la úrea, en distintas concentraciones. ?Desde 10% a 30%, según la sequedad que presente el paciente?, dice Olmo Serna. ?Esta tarea de hidratación tiene que ser diaria y constante, y realizarse todo el año, no solo en verano, para que cuando llegue esta época, el talón esté en perfectas condiciones?.

-En caso de presentar heridas, acudir al podólogo para tratarlas antes que aparezcan otros problemas más graves, como una infección. Además, ?hay algunas enfermedades sistémicas y problemas hormonales, entre ellas la menopausia, que inciden en la piel del talón, y es el podólogo quien la puede tratar de la forma más conveniente según cada caso?, concluye Olmo Serna.