Quantcast

Díaz defiende en su primer discurso la «integridad y honestidad» de Griñán

La consejera de Presidencia e Igualdad, secretaria general del PSOE de Sevilla y futura presidenta de la Junta de Andalucía cuando el actual jefe del Ejecutivo autonómico, José Antonio Griñán, deje su cargo el próximo mes de septiembre, Susana Díaz, se ha comprometido este miércoles a «fortalecer la unidad y la cohesión» del Gobierno de la comunidad en las primeras decisiones que tome a principios del curso político como líder de la coalición que seguirán conformando el gobierno «progresista y de izquierdas» de PSOE-A e IULV-CA.

Así lo ha dicho ante el Comité Director del PSOE-A que se ha celebrado esta tarde en Sevilla para ratificarla y proclamarla como candidata del partido a las próximas elecciones autonómicas, donde Díaz, tras fundirse en efusivos abrazos con Griñán y el vicesecretario general del PSOE-A, Mario Jiménez, y después de un largo aplauso de los cientos de socialistas presentes en el acto, ha agradecido a los militantes del partido -tanto a los que la han avalado como no- que le hayan apoyado en esta nueva etapa.

«Lo menos importante es que sea yo, sino que el PSOE-A vaya a apostar porque la Presidencia de la Junta tenga rostro y mirada de mujer y que sea el PSOE el partido que ha conseguido romper barreras y techos de cristal en Andalucía», ha valorado sobre su condición de mujer y visiblemente emocionada. Sus primeras palabras, no obstante, han sido para Griñán, con quien ha dicho compartir «ideas, compromisos, valores» y, sobre todo, un «proyecto» que abra «un nuevo tiempo» en el partido donde cobren especial protagonismo los jóvenes y las mujeres. Tras rechazar que se le haya tildado de «imprevisible», Díaz ha alabado su generosidad al poner «por encima de cualquier otra cosa los intereses de su tierra y de los andaluces», así como su «integridad, honestidad, inteligencia y astucia» después de más de 40 años de servicio público.

A juicio de la todavía consejera de Presidencia, lo que más admira de Griñán es que haya sabido tomar decisiones tan «fundamentales» en los últimos años y siempre en pro de los andaluces, a los que seguirá ofreciendo «una hoja de ruta diferente» y de «izquierdas» cuando tome posesión como presidenta de la Junta.

«Voluntad de agotar la legislatura»

En este sentido, ha asegurado que tiene la «voluntad clara y firme de apostar por este gobierno de izquierdas y de trabajar por agotar esta legislatura», algo para lo que se ha reunido este miércoles con la dirección regional de IULV-CA, ya que su intención es la de seguir marcando la «diferencia» con el Gobierno central de acuerdo al «pacto de Gobierno» que ambas formaciones rubricaron después del 25 de marzo de 2011. Díaz también ha ensalzado que el PSOE-A haya sido capaz de irse adaptando durante toda su historia a los nuevos tiempos y, por tanto, que haya sido capaz de «resolver los problemas y despejar las incertidumbres» de los andaluces, con los que se ha comprometido también a ser «clara y transparente» como, a su juicio, ha sido Griñán anunciando los cambios en el partido y en la Junta, razón por la que ha considerado que «los andaluces entenderán perfectamente cómo hemos actuado los socialistas este mes de julio».

En este punto, ha advertido de que los alcaldes socialistas jugarán un importante papel en este «nuevo tiempo» porque son ellos los más «cercanos» a los problemas de la ciudadanía en estos «duros» momentos de crisis económica. Ante estos problemas, Díaz ha abogado por actuar con «ambición y valentía» y, sobre todo, «sin demagogias, que es lo que los ciudadanos nos piden». Díaz también ha apostado por «convertir el talento andaluz en empresas y creación de empleo» para que se genere riqueza en la comunidad y desde Andalucía se sea capaz «de dar una salida distinta a la crisis».