Quantcast

Los tribunales levantan la paralización de la privatización hospitalaria madrileña

La sección tercera de lo contencioso administrativo del TSJM paralizó el proceso tras aceptar las medidas cautelares urgentes que había pedido el Partido Socialista, y paraba la adjudicación de los seis hospitales, decretada por el gobierno del Partido Popular el pasado 4 de julio. Además, como paso previo, el viernes pasado, la Consejería de Sanidad presentó sus alegaciones.

La demanda de los socialistas se centraba en una modificación de última hora que hizo la Consejería de Sanidad en las condiciones de los contratos. Y es que el Boletín Oficial publicó como corrección de errores un cambio sustancial en la garantía que deben presentar los adjudicatarios, que es del 5% del valor del contrato. Sanidad incluyó la palabra «anual» en el texto de los pliegos, lo que se traduce en la práctica en una reducción del 90% del aval, puesto que el contrato de concesión es por 10 años. P lo que es lo mismo, las empresasa adjudicataria, en vez de aportar más de 200 millones, las empresas solo tienen que proveer 28 millones.

Los hospitales afectados son Infanta Leonor, en Vallecas; Infanta Sofía, en San Sebastián de los Reyes; Infanta Cristina, en Parla; Hospital del Henares, en Coslada; del Sureste, en Arganda del Rey y el del Tajo, en Aranjuez. La Comunidad de Madrid pretende que estén funcionando con el nuevo modelo para el mes de septiembre y  espera ahorrar 169 millones de euros.

A Ribera Salud le fueron adjudicados los centros Infanta Leonor de Vallecas y del Sureste de Arganda del Rey; a Bupa Sanitas, el hospital de Henares de Coslada; y para el grupo puertorriqueño Hima San Pablo el Infanta Sofía de San Sebastián de los Reyes y los hospitales Infanta Cristina de Parla y el del Tajo de Aranjuez. Los contratos de concesión aún no están firmados.