Quantcast

Publicidad a flor de piel

Tokio es una de las ciudades más pobladas del mundo. Tanto que resulta muy complicado llamar la atención. A una agencia de publicidad se le ha ocurrido la forma: pagar a jóvenes japonesas para que exhiban anuncios en sus muslos. Y lo cierto es que parece estar funcionando. Hasta el momento, más de 3.000 mujeres se han ofrecido a llevar tatuajes temporales de productos y logos de compañías.

En una megalopolis llena de pantallas enormes, rótulos y neones enviando mensajes publicitarios constantemente, la agencia WIT ha encontrado una forma de que los hombres pongan atención a lo realmente importante. «Es un lugar perfecto para poner anuncios, porque los chicos están deseosos de mirar a las chicas», señala el CEO de WIT, Hidenori Atsumi, tal y como recoge el Dailymail.com de un reportaje para ITV.

Una de estas chicas es Miho Matsumoto, que asegura sentirse muy cómoda con la nueva estrategia publicitaria: «Jamás lo haría si tuviera que poner los mensajes en el vientre o en otros lugares que me da verguenza exponer, pero si es en mis muslos regordetes, ¿cuál es el problema?».

Según se explica en el reportaje, las participantes deben tener la mayoría de edad y al menos 20 amigos en alguna red social. Pueden llevar, además la ropa que quieran pero WIT sugiere llevar faldas cortas y medias altas para llamar la atención de los hombres. ¿El sueldo? 75 euros al día. De momento ya se ha experimentado la estrategia con la banda Green Day y la película 'Ted', de Seth MacFarlane, pero cada día son más las compaías interesadas en esta publicidad a flor de piel.