Quantcast

Guillermo y Catalina mantienen la incertidumbre sobre el nombre de su hijo

LONDRES (Reuters) – El príncipe Guillermo de Inglaterra y su esposa Catalina mantuvieron la incertidumbre sobre el nombre de su primogénito cuando salieron del hospital para iniciar su vida familiar con el futuro rey.

«Todavía estamos hablando del nombre, lo tendremos lo antes que podamos», dijo Guillermo a periodistas en la puerta del hospital St Mary de Londres el martes. «Es la primera vez que le hemos visto, así que estamos dándonos la oportunidad de ponernos al día».

George, James, Alexander y Louis son los nombres favoritos en las casas de apuestas para el bebé, el tercero en la línea de sucesión, después del príncipe Carlos y Guillermo.

La pareja permitió el martes captar las primeras imágenes de su hijo cuando salieron del hospital entre los vítores de personas que les esperaban para darles buenos deseos y un aluvión de flashes de cámaras.

Una Catalina radiante posó para las fotos antes de entregarle el niño a Guillermo que bromeó diciendo que el bebé tenía más pelo que él y que había heredado la belleza de su esposa.

El nacimiento dio otro impulso a la familia real tras la celebración el año pasado de los 60 años de la reina Isabel II en el trono y el matrimonio de Guillermo y Catalina en 2011.

La popularidad de la monarquía se hundió a mínimos históricos en los años 90 tras una serie de divorcios y la muerte de la madre de Guillermo, Diana. Isabel II fue criticada por su respuesta ante este fallecimiento. El diario The Guardian describió el giro de acontecimientos como «una recuperación increíble».

'PRINCIPITO'

La mayoría de los diarios británicos dedicaron sus portadas a grandes fotos del bebé, con titulares como «Hola mundo» y «nuestro principito». La historia también recibió una amplia cobertura en cadenas de televisión y webs de todo el mundo.

Precedentes anteriores sugieren que podría no haber prisa a la hora de anunciar el nombre del bebé. Pasó un mes hasta que se dio a conocer el nombre del príncipe Carlos y una semana en el caso de Guillermo. No obstante, el nombre de su hermano Enrique fue divulgado un día después de su nacimiento.

Tras semanas de una cobertura frenética por parte de los medios, se espera que la pareja se mantenga en un segundo plano.

Están viviendo en una parte aislada de Gales, donde Guillermo trabaja como piloto de helicóptero de rescate. Se prevé que este año se trasladen al Palacio de Kensington, donde creció el príncipe.

Expertos en la familia real dicen que Guillermo blindará a su hijo de la atención obsesiva que sufrió su madre Diana, muerta en un accidente de coche en 1997 cuando el vehículo era perseguido por fotógrafos.

«Guillermo sabe demasiado bien que su bebé pronto será la nueva criatura favorita en el circo en el que él creció», escribió en el Daily Telegraph la columnista Allison Pearson. «Todos los planes que Catalina y él han puesto en marcha tienen por objetivo protegerlo».