Quantcast

Condenado a doce años un entrenador de fútbol juvenil por abusos sexuales

La Audiencia Provincial de Cádiz ha condenado a doce años de prisión y a una multa de 40.000 euros a un exfutbolista y entrenador de fútbol juvenil por abusos sexuales a cuatro menores de entre 14 y 16 años, algo que ocurrió «de manera continuada».

La sentencia considera probado que P.M.P, que ejerció de entrenador desde el 2003 hasta el 2008 en el equipo de fútbol de la Asociación Deportiva La Barca en Jerez de la Frontera (Cádiz) en la categoría de cadetes y juveniles, se valió de su cargo para ganarse la confianza de los menores de los que abusó.

El documento señala que ejercía sobre los jugadores «una gran influencia como entrenador y como persona», que derivaba «de las promesas que les hacía de poder llegar a un equipo grande de fútbol».

La Audiencia considera probado que, desde que llegara al club y «con la excusa de querer comentar aspectos de los entrenamientos y de los partidos», el acusado consiguió que los menores denunciantes acudieran a su casa o «accedieran con él al vestuario que el campo de la asociación tenía para árbitros y entrenadores», donde se producían los abusos. Además, destaca que los abusos se dieron de manera «continuada» aunque no han podido determinar un número preciso.

Por este motivo, la sección octava de la Audiencia Provincial de Cádiz condena a P.M.P. a dos años de prisión por cada uno de los abusos sobre tres de los menores y a otros seis años por un cuarto delito de abuso sexual con penetración sobre la cuarta víctima, además de tener que indemnizar con 10.000 euros a cada uno de ellos.

Un detenido en Gran Canaria

La Policía Nacional ha detenido a un entrenador de fútbol base de Las Palmas de Gran Canaria, de 54 años, por un delito de abuso sexual a tres menores, a los que supuestamente les hacía tocamientos durante los entrenamientos, según se ha informado en un comunicado.

El detenido, identificado como M.C.S.P. y que entrenaba en el campo de fútbol de Las Rehoyas, estaba siendo investigado desde hace varias semanas por el Servicio de Atención a la Familia de la Policía, que le sorprendió en su coche cuando intentaba hacer tocamientos a un menor, en un lugar apartado y de poca iluminación. Según la nota, los agentes del citado servicio encargados de la investigación pudieron comprobar que el detenido también asistía regularmente al mismo campo de fútbol fuera del horario de entrenamiento, incluso una vez finalizada la temporada de fútbol.

Así, el detenido contactaba con los menores que se encontraban practicando con el balón, pertenecientes a otros clubes, y les prometía que se iban a convertir en figuras de ese deporte si entrenaban con él, indica el comunicado. El entrenador, según la Policía, sometía a tocamientos en sus partes íntimas a los menores con la excusa de corregirles gestos técnicos, de mostrarles cómo ejecutar movimientos efectivos, o para felicitarles por un «buen regate».

El detenido, junto con el atestado policial instruido, ha sido puesto a disposición de la autoridad judicial, que ha decretado su ingreso en prisión. La Policía informa de que la investigación continúa abierta y no descarta la localización de nuevas víctimas, por lo que facilita un teléfono de contacto: 928.304.752.