Quantcast
sábado, 22 enero 2022 10:42

ANÁLISIS-El Barça puede volver a centrarse en el fútbol con 'Tata' Martino

MADRID (Reuters) – La rápida decisión del Barcelona de sustituir a Tito Vilanova con Gerardo 'Tata' Martino es un paso valiente no exento de riesgos, pero al menos debería permitir a los futbolistas volver a centrarse en el fútbol después de las distracciones no deseadas de los últimos meses.

El actual campeón de la Liga dijo el viernes que Vilanova, de 44 años, no podía seguir en el cargo por las exigencias de su tratamiento contra el cáncer y el martes el club anunció que había contratado al argentino Martino, de 50 años y ex entrenador del Newell's Old Boys en su Rosario natal, por dos temporadas.

El delantero argentino Lionel Messi es también de Rosario y parece que el Jugador Mundial del Año tiene cada vez más influencia gracias a su fenomenal récord de goles de los últimos años, y podría haber contribuido a la decisión de contratar a Martino.

El exjugador de Newell's es un admirador confeso del entrenador más exitoso que ha tenido el Barça, Pep Guardiola, quien cedió las riendas del equipo a su amigo Vilanova al final de la temporada 2011-12 y ahora entrena al Bayern de Múnich.

La filosofía futbolística de Martino, basada en la posesión de balón y confiar en jugadores con una habilidad técnica excepcional, es considerada un encaje perfecto para el estilo de juego de los azulgrana.

«Mi prioridad es la posesión», dijo Martino en una entrevista en mayo de 2012, según la página web del Barcelona (www.fcbarcelona.com).

«Atacar, poner mucha gente en campo rival, tomar riesgos», añadió.

La temporada debut de Vilanova tras suceder a Guardiola fue decepcionante por los altos estándares del Barça, a pesar de que arrebataron el título de Liga a su eterno rival, el Real Madrid, igualando el record de puntos.

Hacia el final de la campaña, había la sensación de que algunos jugadores habían perdido la concentración por la enfermedad de Vilanova.

Estuvo recibiendo tratamiento en Nueva York durante dos meses, en febrero y marzo, y aunque volvió al banquillo a final de temporada, la campaña del Barcelona en la Liga de Campeones fue brutalmente interrumpida por el Bayern de Múnich.

Los jugadores parecían pasar y apenas presentaron batalla contra el agresivo equipo de la Bundesliga en los dos partidos de la semifinal, que se saldaron con un 7-0 en contra, el peor resultado del club en Europa.

LOS MEJORES DEL FÚTBOL

En las últimas semanas, mientras el Real Madrid empezaba a reagruparse para la próxima temporada bajo el mando de su nuevo entrenador Carlo Ancelotti, los preparativos del Barça se vieron de nuevo eclipsados por los problemas de salud de Vilanova.

Guardiola acusó a la junta directiva del Barça de usar la enfermedad de Vilanova para hacerle daño, y el asunto copó el interés de los medios durante varios días.

Cuando quedó claro que Vilanova no podría continuar, el presidente Sandro Rosell y el director deportivo Andoni Zubizarreta sabían que tenían que moverse rápido para llenar el vacío que había dejado a menos de un mes para el inicio de la nueva temporada de Liga.

Se dijo que Luis Enrique, exjugador del Barça que entrena al Celta de Vigo, estaba entre los favoritos, pero el club optó por Martino, relativamente desconocido en Europa pero que se ganó el reconocimiento por meter a Paraguay entre los ocho mejores del Mundial de Sudáfrica 2010.

El vínculo de Martino con Messi le ayudará a establecerse y ganarse la confianza de los otros jugadores, mientras que el nuevo fichaje del club, Neymar, tiene a uno de los mejores del deporte.

Con el Madrid reforzando su equipo con un par de compras inteligentes y aparentemente recuperándose rápido de las turbulencias generadas por los años de José Mourinho, el Barça tendrá que estar en lo mejor de su juego si quiere defender su título de Liga.

Sin embargo, lo que cuenta es la Liga de Campeones y uno de las primeras tareas de Martino será asegurarse de que el Barça encuentra al central que necesita para fortalecer una defensa que la temporada pasada defraudó a veces.

Cuando comience la acción, es probable que su mayor desafío sea el mantener el entretenimiento que ofrece el Barcelona y el estilo de ataque mientras se asegura de que los jugadores no se ven intimidados por un partido como lo estuvieron ante el Bayern.

«Creo que va a encajar en nuestro modelo», dijo Andrés Iniesta, centrocampista del Barça y la selección española, a Marca el martes. «Lo que el club decida es lo mejor para el Barça».

/Por Iain Rogers/