Quantcast

El Tesoro coloca 3.520 millones en letras y rebaja los costes

El Tesoro Público ha colocado 3.519,43 millones de euros en letras a 3 y 9 meses ofreciendo a los inversores un interés menor al planteado el pasado 25 de junio, cuando emitió este tipo de papel con la rentabilidad más alta del año. De esta forma, el Tesoro ha superado ligeramente sus previsiones, ya que esperaba captar hasta 3.500 millones. La demanda, por su parte, ha sido alta y ha alcanzado los 9.600 millones.

En concreto, el organismo ha vendido 919,53 millones en letras a 3 meses de los 3.706,21 millones pedidos por el mercado. De esta forma, la demanda ha superado en 4 veces lo colocado (2,9 veces en la anterior ocasión).

La rentabilidad de este tipo de papel ha caído casi a la mitad respecto al mes de junio, cuando el Tesoro ofreció los tipos más altos de todo el 2013. Así, el interés medio de estas letras ha pasado del 0,869% al 0,442% actual, mientras que el interés marginal ha pasado del 0,900% al 0,469%.

Por otro lado, el Tesoro ha colocado 2.599,90 millones en letras a 9 meses de los casi 6.000 millones demandados por los inversores. Así, las peticiones de los inversores han superado en 2,3 veces lo emitido (2,4 veces en la anterior emisión).

La rentabilidad de las letras a 9 meses también ha bajado considerablemente. En concreto, el tipo medio ha pasado del 1,441% de junio al 1,152% actual y el marginal ha bajado del 1,490% registrado el 25 de junio al 1,175%.

18.000 millones, en un mes

Con esta subasta, el organismo ha cerrado las emisiones de julio, un mes en el que ha colocado más de 18.000 millones de euros en dos subastas de letras, dos de bonos y obligaciones y una emisión sindicada de un bono a 15 años.

El organismo tenía pendiente celebrar esta emisión sindicada y, tras sopesar al mercado, se animó a hacerla el pasado 9 de julio. En dicha emisión, el Tesoro colocó 3.500 millones con una rentabilidad del 5,194%, equivalente a 280 puntos básicos por encima del mid-swap (mercado interbancario de permutas de tipos de interés) y una concesión de tan sólo seis puntos básicos sobre el mercado secundario.

El Ministerio consideró la operación un «rotundo éxito», ya que no se emitían bonos a 15 años por sindicación desde marzo de 2011 (referencia con vencimiento en julio de 2026 y cupón del 5,90%).