Quantcast

De Guindos opina que implantar un contrato único «no tiene sentido»

Antes de presidir la entrega de Premios a los 100 mejores financieros 2013, organizados por Actualidad Económica y KPMG, el ministro ha respondido así a la Fundación de las Cajas de Ahorros (FUNCAS), que sugiere cambiar los actuales contratos temporales por un solo contrato único indefinido.

Según el artículo «La economía española a medio plazo» del presidente del Centro de Investigación de Política Económica de Londres, Guillermo de la Dehesa, publicado hoy por FUNCAS, este modelo de contrato único conllevaría una indemnización de diez días que sería ampliada «suavemente» hasta los 23 días por año de servicio.

En este sentido, De Guindos ha dicho que la última reforma laboral aprobada por el Gobierno tendrá un efecto «muy positivo» en la evolución del empleo y ha augurado que facilitará que se cree empleo neto «mucho antes».

Según los cálculos del Ministerio de Economía, la reforma laboral ha evitado la destrucción de más de 200.000 empleos, al tiempo que el ministro ha augurado que los datos de la EPA del segundo trimestre que se conocerán el jueves mostrarán «una mejora importante de las condiciones del mercado de trabajo».

El ministro ha reiterado que existen «indicadores concluyentes» del segundo trimestre, como los del empleo, que auguran que la caída de la actividad económica será menor que el descenso del 0,5 % del PIB del primer trimestre.

«Habrá una caída más próxima al 0 % del PIB y habrá una mejora sustancial», ha dicho, tras afirmar que «la buena noticia es que el perfil de la evolución de la actividad es que ahora va de menos a mas».

El ministro ha asegurado que en la segunda parte de este año habrá datos de crecimiento del PIB positivos en términos intertrimestrales, y ha insistido en la salida de España de la recesión.

«Yo fui el ministro que anunció la recesión nada mas llegar a mi puesto, y espero ser el que anuncie que España sale de la recesión», ha aseverado.

No obstante, De Guindos ha dicho que España mantiene sus proyecciones de caída de la actividad para este año, estimada en el 1,3 % del PIB.