Quantcast

Una Coca-Cola verde

Coca-Cola lleva utilizando desde 1920 el color rojo como distintivo inconfundible del refresco más consumido en todo el mundo. Sin embargo, los clientes de los supermercados argentinos han visto como la multinacional ha reeditado la nueva bebida con el verde como característica más peculiar. En 'Coca-Cola' Life la marca ha optado por rediseñar el aspecto de la botella, hecho con un 30% de materias de origen vegetal, y las etiquetas. En lo que se refiere a la composición de la bebida, en este caso, a la fórmula secreta le han añadido stevia, un edulcorante de origen natural que permite reducir las calorías. En este caso, una ración de 600 mililitros tiene 108 calorías frente a la versión clásica.

La compañía afirma que este envase, a la hora de reciclarlo, deja una huella más ligera en el mediambiente y es más respetuosa con los escasos recursos del planeta.