Quantcast

La Ley de Transparencia incluirá las subvenciones a los grupos parlamentarios

El PP ha aceptado someter a Ley de Transparencia todas aquellas ayudas y subvenciones públicas que reciban las administraciones, instituciones y entidades privadas que sean afectadas por la ley, aunque estas ayudas no estén contempladas en la Ley General de Subvenciones, lo que abre la puerta a que también sean transparentes, por ejemplo, las que reciben los grupos parlamentarios municipales, autonómicos y de las Cortes. Está previsto que este año sólo los partidos con representación en el Parlamento reciban 52,7 millones de euros en subvenciones estatales.

Según han informado fuentes parlamentarias, los 'populares' han accedido a esta petición que formuló Unión, Progreso y Democracia (UPyD) en una de sus enmiendas a la Ley de Transparencia, Acceso a la Información y Buen Gobierno, durante los trabajos de la ponencia que tramita esta norma en el Congreso.

En la redacción inicial del proyecto de ley, el Gobierno ya proponía en el artículo 7 que todas las instituciones y entidades afectadas por la norma hicieran público el destino de las subvenciones o ayudas públicas que recibieran especificando «su importe, objetivo o finalidad» y como «sus beneficiarios» y especificaba que este precepto hacía referencia a las ayudas contempladas en la Ley General de Subvenciones.

Pero la formación magenta quería ir más allá para que afectase al mayor número de subvenciones posibles y no quedaran fuera de la transparencia aquellas que perciben los «grupos parlamentarios, los partidos políticos y sus fundaciones», según argumentaban en su enmienda. Precisamente, el Boletín Oficial del Estado (BOE) publicaba el miércoles las últimas ayudas abonadas a los partidos con representación en las Cortes para cubrir sus gastos de funcionamiento ordinario y compensar los gastos de seguridad frente al terrorismo, unas subvenciones que se regulan no a través de la Ley Orgánica de Régimen Electoral General (LOREG).

El PP, el que más recibe

En concreto, los partidos políticos con representación parlamentaria han recibido en el primer semestre de este año alrededor de 28 millones de euros en subvenciones estatales. Cerca de la mitad de esa cuantía, que se distribuye en función de los resultados electorales, fue a parar al PP, que ha obtenido 12 millones. En el conjunto del año, y según acordó el Consejo de Ministros, está previsto que las subvenciones estatales para los partidos políticos con representación en las Cortes asciendan a un total de 52,7 millones de euros, lo que supone una reducción del 40 por ciento con relación a 2011, cuando sumaron 82 millones.

En concreto, y según los datos del Ministerio del Interior hechos públicos en el Boletín Oficial del Estado (BOE), recogidos por Europa Press, el Estado ha abonado en el segundo trimestre por los citados conceptos a las formaciones políticas 14,03 millones por estos conceptos, que se suman a los 13,82 millones que recibieron entre enero y marzo.

De ese total, 6,7 millones de euros han correspondido al PP, incluidas las cantidades para gastos ordinarios y de seguridad recibidos por sus socios electorales en Aragón y Navarra, Partido Aragonés y Unión del Pueblo Navarro (UPN), respectivamente. Por su parte, el PSOE, junto con el PSC, ha percibido entre abril y junio 4,4 millones de euros por estos dos conceptos que, sumados a 4,2 que obtuvo en el primer trimestre, hacen un total de 8,6 millones.