Quantcast
martes, 25 enero 2022 2:10

Movistar cierra el círculo

Un espectáculo para la vista, un sufrimiento para Contador, una alegría para Purito Rodríguez, el descubrimiento de un fenómeno mundial como Nairo Quintana y un líder, Froome, que no quiso, ¿o no pudo? meterse en la pelea entre Nairo Quintana y Purito Rodríguez, que volvieron a tener unas palabras.

En el Tour en el que Contador ha quedado cuarto, lejos, muy lejos del nivel que le hemos visto hace unos años, en el que Purito Rodríguez, conseguía su tercer podio en una grande, después de ser segundo en el Giro del año pasado y tercero en la Vuelta a España, lo que más destaca es la carrera de Movistar: soberbia, espectacular.

Han ganado tres etapas, dos con Rui Costa y una con Nairo Quintana, que ha terminado por vencer en la montaña y vestirse con el maillot blanco, además de ser segundo en la general final, algo que no conseguía un colombiano desde 1988, cuando lo logró Fabio Parra. Además, Alejandro Valverde consiguió el octavo puesto en la general final. Sin los cerca de diez minutos que perdió el día de los abanicos, hubiera peleado por meterse en el podio.

Aquel día se dejó Movistar la general por equipos, solo con Nairo Quinta en el grupo que estaba a un minuto de Contador y Froome, y tuvo que comenzar a pensar en un colombiano que era un melón sin abrir. En su primer Tour de Francia ha sido segundo, lo mismo que hizo Jan Ullrich, en 1996, en su primera participación. En la segunda lo ganó, con 23 años.

En los últimos treinta años, sólo Fignon, en 1983, lo ganó en su primera participación, con 23 años, los mismos que tiene Quintana, que está llamado a ser el corredor del futuro. Lo del colombiano resulta sorprendente. No sólo es su estado físico, sino la veteranía que demuestra corriendo. Es como si llevase en sus piernas varias participaciones en Francia. Nairo Quintana sucede a otro compatriota en el palmarés de la montaña, a Lucho Herrera, que ganó en dos ocasiones en esa clasificación, en 1985 y 1987. Nairo es mucho más completo que sus dos compatriotas. Es un escalador que también domina la montaña. El Tour lo ha ganado Froome, pero la estrella ha sido Nairo Quintana, apoyado en un Movistar que cerró su círculo victorioso.