Quantcast

Obama: «Trayvon Martin podría haber sido yo hace 35 años»

WASHINGTON (Reuters) – El presidente de Estados Unidos Barack Obama entró el viernes en el debate sobre la absolución de un hombre que mató al adolescente negro de Florida Trayvon Martin, al declarar que éste «podía haber sido yo hace 35 años», e instar a los estadounidenses a comprender cómo se sienten los afroamericanos sobre este caso.

Obama llegó a la sala de conferencias de prensa de la Casa Blanca para dar su opinión sobre el caso que implica a George Zimmerman, un hombre de Florida que fue hallado no culpable de asesinato el sábado, tras matar a tiros a Martin, de 17 años, durante una pelea.

El caso Zimmerman devolvió de nuevo el tema de la raza a las conversaciones de los estadounidenses, divididos entre los que sienten que Zimmerman actuó en defensa propia y los que creen que no había necesidad de disparar a un adolescente desarmado.

Sin decirlo específicamente, Obama claramente se puso de lado del argumento de que no se debería haber producido el tiroteo, expresando su compasión por la familia de Martin y alabando a sus familiares por «la increíble dignidad con la que han lidiado con toda la situación».

Dijo que el caso fue llevado de forma adecuada por el tribunal de Florida y el hecho de que el jurado hallara dudas razonables en el caso de la fiscalía contra Zimmerman era relevante. Y aún así, agregó, es importante que los estadounidense entiendan el contexto desde la perspectiva negra.

«Saben, cuando Trayvon Martin fue disparado, dije que podía haber sido mi hijo. Otra forma de decirlo es que Trayvon Martin podía haber sido yo hace 35 años», dijo.

Obama, de 51 años, recordó sus propias experiencias con el racismo como un modo de explicar el dolor que la comunidad negra ha expresado por este caso.

«Hay muy pocos hombres afroamericanos en este país que no han tenido la experiencia de ser seguidos cuando compraban en un supermercado. Eso me incluye», dijo.

Dijo que había escuchado el sonido del cierre de las puertas de los coches cuando caminaba por una calle cuando era joven.

«Hay muy pocos afroamericanos que no han tenido la experiencia de entrar en un ascensor y que una mujer agarre su bolso con nerviosismo y contenga el aliento hasta que tiene la ocasión de bajarse. Eso pasa a menudo», dijo.

/Por Steve Holland y Roberta Rampton/