Quantcast
sábado, 22 enero 2022 7:02

Tito Vilanova deja el Barça

Aunque todavía no es oficial, Tito Vilanova ya no es entrenador del Barça. El técnico azulgrana presentó este viernes la dimisión a la directiva del Barcelona al recaer por tercera vez de su enfermedad, un cáncer en la glándula parótida, y no sentirse con fuerzas para continuar con su trabajo como primer técnico del Barça, según publicaron diversos medios catalanes en sus páginas web.

El anuncio tendrá lugar en la rueda de prensa convocada con carácter de urgencia, para a las ocho y media de la tarde, por Sandro Rosell, presidente del Barça, y Andoni Zubizarreta, director deportivo. Previsiblemente, en ese acto informarán de que Joan Francesc Ferrer ?Rubi?, técnico del Girona la pasada campaña firmado este mismo verano para reforzar el staff técnico de Tito, ocupará el banquillo culé, al menos de forma provisional.

Tito Vilanova formó tándem con Pep Guardiola, de quien parece haberse distanciado, en el legendario Barça de las seis copas. Precisamente, mientras era el máximo colaborador de Guardiola, se le diagnosticó el cáncer que le relegó de sus labores en el cuerpo técnico.

Después de hacerse cargo del primer equipo, Vilanova recayó de la enfermedad y se mantuvo cuatro meses alejado del primer equipo, que ganó la Liga de los 100 puntos, los 115 goles a favor y los 40 en contra. Durante ese tiempo le reemplazo Jordi Roura, quien cumplió en el cargo y declaró sentirse «feliz» al regreso del técnico.

Tras su vuelta, la lesión de Messi, la sobrecarga de determinados jugadores y un Bayern de Múnich excelso, a la postre campeón de Europa, hicieron que el Barça fuera humillado en semifinales de la ?Champions? por un global de 7-0. Antes, ya con Tito, los culés habían eliminado en cuartos al PSG.

El técnico azulgrana parecía en condiciones de afrontar la exigente temporada que se avecina en plenas condiciones, pero una recaída en su enfermedad le ha impedido que prosiguiera con su sueño. En su última comparecencia pública, Vilanova precisamente habló de su enfermedad para lamentar el comportamiento de su amigo Guardiola mientras estuvo ingresado en Nueva York. «Cuando necesitaba a Pep, él creyó que no debía estar a mi lado», dijo solo cinco días después de que Guardiola acusara a la directiva de emplear la enfermedad de Vilanova en su contra.