Quantcast

Las cooperantes liberadas en Somalia ya han llegado a España

Montserrat Serra y Blanca Thiebaut ya están en España. Las dos cooperantes de Médicos Sin Fronteras han aterrizado hace unas horas en Torrejón de Ardoz, donde eran esperadas por su familiares.

El presidente de Médicos Sin Fronteras, José Antonio Bastos, ha comparecido esta mañana ante los medios en la sede que la ONG tiene en el centro de Madrid. Junto a Bastos estaba Inés, hermana de Blanca, con la que ha podido hablar en las últimas horas para comprobar que ambas «están bien de ánimo», aunque ha recalcado que «necesitarán tiempo» para recuperar la normalidad tras 21 meses de calvario. En ese sentido, ha pedido la colaboración del público y los medios ya que ahora, ha señalado, «lo importante es preservar el tiempo y el espacio necesarios para cuidarlas y ayudarlas».

El presidente de la ONG no ha revelado detalles de la operación, «que llevaba preparándose desde hace varios días», ya que podría «poner en peligro la vida de terceras personas» que se encuentran en la región. Bastos ha agradecido los «cientos de miles» de muestras de apoyo así como la discreta colaboración de los medios y del Gobierno español, con el que ha asegurado se ha mantenido «una colaboración constructiva desde el principio».

Fin al calvario

Montserrat Serra (Palafrugell, Girona, 1971) y Blanca Thiebaut (Madrid, 1981) trabajaban como logistas en la construcción de un hospital de atención primaria y nutricional en el campamento de Dadaab, uno de los mayores del mundo que atiende a casi medio millón de desplazados por el conflicto y la hambruna de su vecina Somalia. Su secuestro se produjo el 13 de octubre de 2011, cuando fueron apresadas a un centenar de kilómetros de la frontera con Somalia cuando viajaban en un vehículo de Médicos Sin Fronteras que fue asaltado a tiros por un grupo armado local. Los captores retuvieron el convoy a tiros y, tras 40 minutos de escarceos, en el que resultó herido un conductor keniano, huyeron con las dos mujeres en otro automóvil en dirección a Somalia.

Se trata del secuestro más largo de ciudadanos españoles en el extranjero. En total, las cooperantes han permanecido retenidas 21 meses y cinco días. Durante todo este tiempo, las noticias sobre su situación han sido escasas, en gran medida por la discreción que han mantenido los actores implicados en la negociación, liderada desde el principio por la organización médico-humanitaria Médicos Sin Fronteras, que tiene contactos establecidos en Somalia desde 1991, donde mantiene varios proyectos. La familia recibió hace apenas un mes la última prueba de vida de las cooperantes, una fotografía que confirmaba que ambas se encuentraban en buen estado, según fuentes conocedoras de la negociación. Previamente, en marzo de 2012, el ministro García-Margallo confirmó desde Argelia que había recibido la confirmación de que las cooperantes estaban bien y que continuaban las gestiones para su liberación.