Quantcast

Vigo declarará a Joaquín Almunia persona 'non grata'

El alcalde de Vigo, el socialista Abel Caballero, ha anunciado este miércoles que propondrá al pleno municipal declarar persona 'non grata' a su compañero de partido y comisario europeo de Competencia, Joaquín Almunia, tras la resolución de la Comisión que obliga a devolver ayudas del 'tax lease' desde 2007. Por su parte, el grupo municipal del PP ha ido más allá y pide la dimisión de Almunia.

En una rueda de prensa, Caballero acusó a Almunia de colocar sobre el naval «una losa que hundirá una parte importantísima del sector» y de «mostrar su incapacidad de explicar» las razones de su decisión de obligar a reembolsar las bonificaciones. A juicio del regidor olívico, el comisario «atendió a Holanda y Noruega y ni escuchó las razones de peso de Vigo, Galicia y España». Abel Caballero acusó al comisario socialista de haber adoptado una decisión «arbitraria, negativa, no sujeta a ley y, por tanto, negligente» en lo que respecta al 'tax lease' español y, además, auguró que un recurso en los tribunales será ganado.

En todo caso, abogó por buscar un mecanismo para «salvar» al naval mientras no se produzca una sentencia favorable que anulase el dictamen y, en ese sentido, pidió al Gobierno de España que «haga que el naval continúe su andadura» y «consiga que los inversores no abandonen el sector». De igual forma, afirmó que convocará a los astilleros y sindicatos para analizar «qué senda seguir», pues, según aseguró, la «lucha» del naval continúa».

PETICIÓN DEL PP

Por su parte, el portavoz del grupo municipal del PP de Vigo, José Manuel Figueroa, ha recordado que su formación ya solicitó en su día que Almunia fuera declarado persona 'non grata', y que ahora pide su dimisión por «hundir» al naval. El popular acusó al comisario de «no haber tenido una mínima sensibilidad» con la Xunta, el Gobierno central, el sector, sus trabajadores y con Vigo y de haber puesto por delante los «intereses del naval de Alemania y Holanda».

Figueroa abogó por apoyar medidas para «paliar» los perjuicios de la resolución, como la presentación de recursos en los tribunales internacionales y pedir al Gobierno soluciones, si bien también aludió a la necesidad de solicitar «responsabilidades políticas». Por ello, no solo pidió la dimisión del socialista Almunia, sino que también instó al regidor, Abel Caballero, a «pedir perdón» a los vigueses, como presidente del PSOE de la ciudad olívica.

Además, el coordinador local de Esquerda Unida (EU), Rubén Pérez, también criticó la decisión de la Comisión y esperó que si a Almunia «le queda algo de dignidad» no pise Vigo «en lo que le queda de vida», pues, a su juicio, este miércoles «se firmó el fin no solo del sector naval sino la entrada en barrena definitiva de la economía productiva viguesa».

El representante de EU censuró que, con la decisión sobre el 'tax lease' se demuestra que la «Europa de Maastricht destruye la industria» del país frente a «intereses de lobbies como más poder decisorio». Además, criticó una «nefasta gestión» de la Xunta y el Gobierno, a los que acusó de haber reaccionado «en la última semana». Finalmente, la formación avanzó que pedirá una comparecencia de urgencia del ministro Soria en la comisión permanente del Congreso.